© Getty Images.La semana de la moda de Nueva York transformaba la pasarela de Bryant Park en un pantalán para la presentación de Out of the Blue: simply, sport and chic, la colección primavera-verano 2010 de Lacoste. Inspirada en Deauville, localidad normanda de veraneo de la alta burguesía francesa,  la pasarela sobresalía sobre un mar azul poco profundo que recuerda las inolvidables fotografías de Jacques-Henri Lartigue, pintor y fotógrafo francés que en la década de los 20 capturó el ocio de una generación para los que la vida era simple, deportiva y elegante.

Para esta colección Primavera-Verano 2010, el director creativo de Lacoste, Christophe Lemaire, propone un giro contemporáneo a esas imágenes atemporales, reconsiderando llevar el tenis a la calle y refundar las prendas de playa como prendas para un guardarropa elegante que flotan sin esfuerzo del día a la noche.

© Getty Images.© Getty Images.La colección comienza con un homenaje al tenis en blanco al que Lemaire llama ‘Matchpoint‘, con toques sutiles pero fuertes de color verde esmeralda y azul marino. Nosotras podemos elegir entre una gama de clásicos ultra-modernos con un inconfundible toque Lemaire: un vestido de tenis ajustado, combinado con zapatillas de bota de lona con el talón recortado a modo de sandalia y con el contraste de color plomo una falda de tenis con tablas de popelín para combinar bajo una capa impermeable negra para la lluvia. Los hombres pueden encontrar una chaqueta de piqué de algodón con contraste de color plomo en el cuello y bolsillos, una pieza direccional, especialmente cuando se lleva sobre unos shorts.

Este tenis chic da paso a la elegancia en el tema de playa “Deauville”, marcado por la grafica retro en productos típicos del verano, incluyendo una chaqueta de punto fino o una chaqueta ligera de tela sobre un juvenil traje de baño estilo boxer. Una chaqueta safari de algodón ligero para hombres ofrece la promesa de pasar una temporada de forma relajada y desestructurada.

© Getty Images.© Getty Images.© Getty Images.© Getty Images.

El desfile de la nueva colección termina en una sinfonía de tonos azules. Para nosotras, un vestido mini en tela de camisa Chambray con capucha, una pieza imprescindible para una sofocante noche de verano. Mientras que los hombres reciben un look con un juego minimalista mono-tono: tejido Fedora para las chaquetas, camisas pantalones, cinturones e incluso para los zapatos sin cordones (llamados “Plage” o “Beaches” en lengua franca), y todo mezclado con chispas azul celeste.

El final es una explosión de amarillos fluorescentes coordinados en polos, bañadores, shorts, camisetas, gafas de sol e incluso en zapatillas deportivas de malla y goma; reforzando la imagen siempre del sport chic así como la idea de que las normas de la pista también pueden funcionar en los estantes de las tiendas.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*