© Josh Olins.Army Lovers, Classic Genius, Parachute y Pop Night es el nombre de las líneas que componen la colección para mujer que la firma italiana nos propone para esta primavera-verano en una campaña fotografíada por Josh Olins.

Army Lovers transforma el rigor del atuendo militar suavizándolo con elementos románticos y ultrafemeninos, un look que conjuga y abraza dos mundos lejanos entre sí pero que se atraen al mismo tiempo. El algodón, tejido base de la colección, se manifiesta en todas sus formas: gabardinas, lonetas y tejido de punto para abrigos que se convierten en trencas, chaquetas multibolsillos y parkas. También encontraremos piezas de algodón asociado a lino, seda y viscosa en camisas, camisetas, vestidos, pantalones y faldas. La ligereza de las muselinas y la superposición aparentemente casual de distintas camisetas de punto o tricot ultrafino ofrecen un compromiso ideal para aceptar la antítesis de dos temas unidos que forman una historia única. El paleta de colores se centra en tonos donde el concepto de empolvado captura los rosas, verdes y grises, y donde el blanco óptico garantiza resplandores de luz por doquier.

© Josh Olins.© Simone Manzo, Roberto Tecchio.Con Classic Genius el guardarropa masculino vuelve a servir de fuente de grandes inspiraciones que añaden ideas nuevas al look de quienes aman lo insólito. Los dibujos a cuadros de las camisas masculinas que se usan durante el tiempo libre se convierten en pantalones cortos de algodón con cordón ceñidor o en casacas con bolsillos aplicados. Los pantalones holgados se usan con minicamisetas combinadas con camisas de estampado floral. Al igual que en Army Lovers, el algodón es el director de una historia que en este caso no podría ser más natural, tanto que hasta los colores se inspiran en la tierra y a sus múltiples matices. Un juego de mezclas que se completa con la incursión en el mundo de los vaqueros y de sus azules desteñidos o en el de las pequeñas prendas de punto robadas a la actividad del gimnasio.

© Josh Olins.Los detalles deportivos que se inspiran en el mundo del paracaidismo dan forma a la colección Parachute, una minicolección en la que el concepto de “cargo” caracteriza buena parte de la vestimenta. Prendas de punto con aplicaciones de tela, acolchados colocados en puntos estratégicos para definir mejor algunas líneas del cuerpo, cremalleras que superan la mera funcionalidad: estos son los elementos que atribuyen un valor añadido a una serie de ideas para el próximo verano. El aspecto cromático afecta las tonalidades pastel intercaladas con transparencias o por todas las tonalidades de azul.

© Josh Olins.Una noche enfatizada por colores llamativos, ligerezas y movimientos fluidos gracias a la gama de hilados y tejidos que se utilizan resumen la línea Pop Night, una colección que hace un guiño a los años ’80, década símbolo del Pop Art a todos los efectos. Son importantes las superposiciones de prendas de distintos largos, mientras que los juegos de drapeado confieren al aspecto un aire leve y desenvuelto, apto también para cualquier momento de la jornada. Las chaquetas muy adherentes, los top ajustados y los shorts muy cortos equilibran el conjunto. Los toques luminosos que recuerdan momentos glamourosos y roqueros son el aporte que ofrecen los accesorios de gusto vagamente setentero.

Puedes ver las imágenes de la colección en la galería de imágenes de Benetton.

© Josh Olins.Para el hombre, Benetton propone cuatro líneas: Light Age, Military Gym, Summer Colors y Sunday Brunch. La primera, Light Age, nos transmite las sensaciones de frescura y ligereza de una camisa de rayas o en color liso. Y si las combinamos también con pantalones de gabardina, indistintamente largos o bermudas, tenemos un look listo para afrontar hasta el más tórrido fin de semana veraniego. El azul, el blanco y el verde, con una incursión de color gris, siguen siendo siempre las tonalidades más apropiadas. Un arrugado ligero para todo el look aleja de manera definitiva el riesgo de parecer demasiado formal.

Military Gym se inspira en la imagen de un grupo de chicos recién salidos del gimnasio de un centro militar; looks donde el algodón para chaquetas camiseras se mezclan con el punto de camisetas o pantalones de chandal; el color caqui se combina con el gris matizado y el verde; y los cuadros de las camisas se acompañan con detalles de grandes bolsillos y cremalleras. El resultado es una verdadera fuerza operativa lista para combatir… los kilos de más.

© Josh Olins.© Simone Manzo, Roberto Tecchio.Summer Colors nos da una gran libertad para jugar con los colores en una temporada que favorece esta “práctica”. Una mezcla sin reglas precisas para combinaciones cromáticas simpáticas que ofrecen resultados inesperados. Tejidos brillo y mate, largos y volúmenes contrastantes, grosores diferentes que admiten cualquier exageración para regalar a los ojos una nueva imagen que rememore la vivacidad típica del verano.

Atmósferas desestructuradas para una de las citas que se ha convertido en un must en todos los lugares, el Sunday Brunch. La colección nos da plena libertad para elegir lo que ponerse: desde el traje chaqueta y pantalón al jersey de algodón tricotado con bermudas, con tal de que se lo interprete con el máximo relajamiento. Los colores del tema incluyen las tonalidades de azul combinadas con toques cromáticos más llamativos como el rojo y el turquesa. A menudo los volúmenes son holgados para favorecer al máximo el momento easy dedicado al encuentro con los amigos del domingo.

Puedes ver las imágenes de la colección en la galería de imágenes de Benetton.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*