El frío, las fiestas, las comidas de Navidad… Si la cuesta de Enero pasa factura a tu cuerpo, nada mejor que un Tratamiento Corporal Revitalizador para recuperar energía y ¡¡activar la circulación!!

Con una base 100% natural como son los tres ingredientes base del tratamiento: el polvo de jengibre, las pepitas de uva y la nuez moscada; sus efectos sobre la piel son toda una recarga de vitalidad gracias a su contenido en aceites de sésamo y jengibre ricos en ácidos grasos esenciales y vitamina E, generadores del calor adecuado para mejorar la circulación y el sistema nervioso, lo que aumentará tu sensación de bienestar.

La duración del tratamiento es de una hora y consta de tres pasos: un peeling corporal completo, envoltura de jengibre y miel, y un masaje final. Por sus características y gracias a sus ingredientes naturales, el tratamiento también resulta ideal para la primavera, época de alergias en la que nuestra piel está más irritable y propensa a sufrir alteraciones.

¿Qué propiedades y beneficios aportan los 3 ingredientes del tratamiento?

Tratamiento corporal revitalizador jengibreAl jengibre además de ayudar a eliminar las estrías y promover el crecimiento del cabello, se le atribuyen propiedades analgésicas, antihistamínicas y antitusivas.

Su aceite esencial, de tono amarillo y aroma penetrante, es un eficaz exfoliante, emoliente, tónico y suavizante que puede usarse directamente sobre la piel o diluido con otros aceites, utilizado en aromaterapia como energizante del cuerpo y la mente.

Tratamiento corporal revitalizador nuez moscadaSi se utiliza con frecuencia, la nuez moscada ayuda a suavizar y revitalizar la piel, ya que es un exfoliante natural muy bueno mezclado también con ralladura de naranja y lentejas molidas.

Se aplica sobre todo en rostro, eliminando las espinillas formadas por la acumulación de grasa y células muertas en los poros, además de acabar con las cicatrices que deja el acné, mezclado con miel y aplicando en las áreas marcadas.

Tratamiento corporal revitalizador pepitas de uvaLas pepitas de uva, en forma de aceite obtenido por presión en frío de las semillas, es muy rico en ácidos grasos esenciales. Es el aceite portador que más cantidad de ácido linoleico aporta dada su elevada composición del mismo.

Fuente significativa de proantocianidina, vitamina E y resveratrol, importantes componentes antioxidantes indispensables para un buen funcionamiento del organismo, se trata de un aceite ligero y sin apenas aroma que la piel absorbe bien, incluso la más grasa para la que está indicada. Sus principales propiedades: es antioxidante, protector del sistema cardiovascular, retarda el envejecimiento celular luchando contra los radicales libres y regenera el cutis.

[separator type=”thin”]

Si te preguntas por el precio de este tratamiento corporal revitalizador, decirte que es de 49 € y podrás disfrutar de él en Boris y Saky, en la calle Clara del Rey,11 de Madrid.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*