Pocas veces un vestido habrá causado tanto revuelo en la red. Todo comenzaba con una pregunta de lo más inocente y ha terminado siendo trending topic mundial, desencadenando lo que muchos lo han bautizado ya como el dressgate.

Desde su tumblr, Swiked preguntaba: “chicos por favor, ayudadme – ¿este vestido es blanco y dorado, o azul y negro? Mis amigos y yo no nos ponemos de acuerdo y nos estamos volviendo locos.”

A partir de ese momento se desencadenaba la locura y el hashtag #TheDress se convertía en trending topic mundial, al mismo tiempo que la división de opiniones dejaba a todos con la boca abierta… ¿Una broma? ¿Es que realmente hay quien ve el vestido azul y negro? Y los que lo ven blanco y dorado, ¿es que no ven bien?

Celebrities como Taylor Swift, Kim Kardashian, Ellen Degeneres y Justin Bieber también han dado su respuesta y como podéis ver, hay ¡¡para todos los gustos!!

La solución al enigma la ha dado el propio fabricante del vestido, Roman Originals, que rápido de reflejos no sólo ha confirmado que el vestido Lace Bodycon Dress es azul y negro sino que además ha colgado en su página web una entrada directa al vestido en cuestión. Su precio es de 50£ (unos 69€) y seguro que se convertirá ¡¡en un best seller para la marca!!

#TheDress el vestido de Roman Originals

Pero entonces ¿por qué hay quien ve el vestido de color azul y negro, y quien ve el vestido blanco y dorado? La respuesta la tiene la ciencia. Nuestros ojos captan por igual la luz que procede de los objetos que mira directamente así como la luz que emana de su entorno. De forma automática el cerebro coloca en 2º plano los haces de luz que llegan desde el fondo; de esta forma evita confusiones, concentrándose en los haces de luz que proceden de los objetos fijados por la vista. Así es como se identifican los colores.

En algunas ocasiones, como es el caso de la foto del vestido, las imágenes están en un límite muy difuso, tanto que dificulta esta operación. La luz del fondo del vestido es tan fuerte que se confunde con la del vestido. De esta forma, el cerebro de algunas personas relacionan el azul con el fondo en lugar del vestido, rebajando el color y creando este efecto por el que hay quien ve el vestido de color blanco y dorado.

Aun así, lo que está claro es que por muchas explicaciones científicas que se den, el debate seguirá vivo y hay quien defenderá que el color de #TheDress es blanco y dorado por mucho que le digan que es azul y negro.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*