Desde siempre cuando nos imaginamos en una celebración especial nos vemos a nosotras mismas con un largo vestido de noche y por supuesto, subidas a unos preciosos tacones al más puro estilo Sarah Jessica Parker. Lo nunca antes pensado ocurrió cuando personalidades de la talla de Carla Bruni, Sonsoles Espinosa y la mismísima Michelle Obama adoptaron el zapato plano como el imprescindible para acudir a presentaciones, inauguraciones y demás actos sociales.

Es la apuesta por la elegancia de la sencillez, eso sí, con Tod’s como marca de referencia. Y no es que ellas hayan descubierto nada, Brigitte Bardot ya las llevó en los cincuenta, Audrey Hepburn en los sesenta y Kate Moss en el año 2000. Y es que las bailarinas no pasan de moda, Sienna Miller, Misha Barton son sus más fieles seguidoras y nos se las quitan nunca. Bien combinadas, las bailarinas, pueden usarse para cualquier ocasión del día y la noche, dando además, un buen descanso a nuestros sufridos pies.

Desde aquí, mi gran voto para las bailarinas por desafiar al refrán ‘Para presumir hay que sufrir’ y por supuesto, a las grandes firmas de moda y demás celebridades por conseguir por una vez, unir feminidad y comodidad en un sólo zapato.

Otros zapatos que no nos pasan desapercibidos son los de la marca brasileña Melissa que, junto a la arquitecta Zaha Hadid han creado un verdadero objeto de deseo. Sus exquisitos modelos de líneas redondeadas, además de ser originales y frescos, ayudan a preservar el medio ambiente ya que están realizadas de plástico reciclado. Combínalos con unos shorts o con un mini vestido y combate el calor de forma divertida y sexy  ¡Qué viva el eco-chic!

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*