© MANGO.La cantante, modelo y actriz neoyorquina colabora con la firma española por primera vez, prestando su imagen en el nuevo catálogo de MANGO posando con los nuevos diseños de la colección. Sophie es hija del reconocido escritor estadounidense Paul Auster. Nacida en Brooklyn, Nueva York, con tan solo nueve años se abrió paso en el mundo de la interpretación; una de sus primeras películas fue Lulu on the Bridge, basada en una obra de su padre. Además, la actriz protagoniza la película Circuit, dirigida por Xavier Ribera y en la que MANGO colaboró. En su faceta como cantante, actualmente, prepara el lanzamiento de su segundo álbum como cantante junto con el grupo One Ring Zero.

La sesión fotográfica de Sophie se realizó en los míticos estudios de grabación Electric Lady Studios de Nueva York, en el corazón de la Gran Manzana, por donde han pasado míticos cantantes y grupos, desde Jimmy Hendrix a los Stones. Durante la sesión, Sophie mostró su faceta de cantante, posando con guitarra y actitud de verdadera estrella de rock, en un lugar donde los grandes grabaron famosos discos.

© MANGO.La nueva colección de MANGO combina naturalidad y sencillez en sus siluetas, experimentando con los contrastes y volúmenes de las líneas. El resultado nos traslada a los años del “nuevo look”, en un viaje por el Mediterráneo, en el que la gama de azules y grises se mezcla con blancos, naturales y acentos de rojo. Este aparente “retro-marine”, donde conviven rayas y lunares, se transforma en un look urbano y actual, al añadir elementos del sportswear, bien sea por formas y tejidos técnicos, o por el aspecto confortable y holgado de las prendas, a las que, en algunas ocasiones, se les entalla más la cintura.

Inevitablemente, esta búsqueda de la comodidad y funcionalidad nos conduce a prendas del armario masculino: trajes más fluidos que contrastan con volúmenes muy femeninos, conseguidos mediante drapeados, fruncidos y plisados. Para dar riqueza a estas líneas puras MANGO ha optado por tejidos y texturas de aspectos naturales, o técnicos, que aportan esta apariencia: encajes, bordados ingleses, trenzados, rafia y cintas que dan un toque artesanal muy lejos de lo rústico y más cerca de lo sofisticado.

Paralelamente nos encontramos con prendas atemporales como la sahariana, que con un aire romántico, se convierte en funcional y sexy al mismo tiempo, introduciendo así el caqui como color base de la temporada, tanto para el hombre como para la mujer.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*