© Sisley/Camilla Akrans.La nueva campaña de Sisley para esta primavera-verano 2009 deja atrás la rigurosa formalidad de un estudio de fotografía para aventurarse en el espacio ilimitado del desierto sudafricano. La tercera campaña firmada por Camilla Akrans apuesta por pocos elementos tangibles: los cuerpos, un marco dorado, la arena. El resto es inmaterial y mutable: la luz, el cielo, el espacio; y el centro lo ocupa la ropa de Sisley.

El conjunto  narra una forma de vestir impalpable y ligera; un estilo formado por sedas fluidas, movidas por una brisa imaginaria; siluetas delicadas e inconstantes como los médanos de arena, de colores neutros y naturales como las nubes. Y cuando las prendas se hacen masculinas, la sobriedad y la elegancia refinada entran en perfecta sintonía con la esencialidad y el rigor del desierto.

© Sisley/Camilla Akrans.© Sisley/Camilla Akrans.La ambientación es vagamente irreal -resulta imposible no pensar en un cuadro de Dalí- con un desierto y un marco vacío, listo para acoger lo real y confundirlo con el retrato. En estas imágenes la poesía gráfica de Camilla Akrans se refleja en un juego mágico y sugerente de luces y sombras, ya no estudiadas sobre papel y reconstruidas en un interno, sino hábilmente captadas en un instante impalpable de las manos del azar. En ese instante, mientras el cielo, la arena, la luz y los colores se definen de modo irrepetible, las prendas adquieren vida y se dejan llevar con la libertad interpretativa propia y original de cada persona.

La nueva campaña será lanzada en todo el mundo a partir del próximo mes de febrero.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*