Mimar nuestra piel a diario es fundamental, especialmente ahora que las Navidades ya están aquí. Con este ritual de belleza express que nos propone Marina Rulló*, podrás lucir una piel radiante siguiendo los pasos de un tratamiento que podrás realizar tú misma ¡en casa!

Comenzamos por la noche, justo antes de ir a la cama. Para conseguir una piel luminosa la limpieza es vital, eliminando de nuestro cutis cualquier impureza o célula muerta, facilitando de esta manera que los productos que posteriormente apliquemos penetren en la piel al 100%.

Cuidar la piel en inviernoUn aceite compuesto por germen de trigo, aguacate y almendras dulces nos ayudará a conseguir elasticidad en la piel, al mismo tiempo que sus propiedades aportan un efecto nutritivo y antioxidante.

Para aplicar el aceite realiza un masaje circular dando unos ligeros pellizcos por la zona de las mejillas y el contorno del ovalo facial, así estimularemos la reafirmación del tejido. Utiliza una manopla seca (o una toalla si no tienes manopla) para retirar el aceite y posteriormente da un ligero baño de agua. A continuación relajaremos la piel durante 10 minutos con un velo de ácido hialurónico, ya que este es un gran captador de agua y aportará más hidratación a nuestras células.

Pasados estos diez minutos aplicamos una crema hidratante que contenga un alto grado de hidratación y además esté compuesta por cera alba como principal componente, ya que mantendrá la hidratación del tejido durante las horas que estemos durmiendo.

Belleza expressAl despertar repetimos el ritual de limpieza y volvemos a aplicar la crema hidratante para que a lo largo del día mantenga la piel con un alto grado de humedad. De esta forma, al aplicar los productos de reafirmación y luminosidad por la noche, estos tendrán un efecto mayor.

De esta forma evitamos tener exceso de brillo con el maquillaje, ya que nuestra piel tendrá suficiente tiempo para ir absorbiendo el producto.

Antes de maquillarnos

Comenzamos lavando la cara con agua bien fría para posteriormente realizar una limpieza con aceite. Una vez retirado, aplicamos un serum de colágeno que nos aportará la firmeza y luminosidad necesarias para que nuestra piel esté ¡deslumbrante! Finalizamos con una crema prebase para que tu maquillaje resista toda la noche.

Siguiendo este sencillo y efectivo protocolo verás como consigues unos resultados dignos de un tratamiento en cabina, aunque como ya te hemos comentado al principio del post, mantener la piel hidratada y cuidada a lo largo de todo el año es fundamental y nuestra piel nos lo agradecerá ¡siempre!

* Marina Rulló es la directora del Centro de Estética Rame.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*