El Roscón de Reyes es uno de los dulces típicos de las fiestas Navideñas, una tradición que acompaña al día de Reyes y que pone punto y final a todos estos días en los que nuestra dieta queda un tanto de lado.

Roscón de ReyesPensando en equilibrar la balanza entre el placer de disfrutar del Roscón de Reyes y comer sano, aquí tienes esta receta saludable:

Antes de empezar decirte que el principal ingrediente del Roscón es el tiempo ya que debemos dejarlo fermentar.

Para que te hagas una idea, desde el momento en el que se elabora el pre-fermento hasta el momento de disfrutar de él pasan unas 22 horas. ¡Ah! Y si quieres rellenar el Roscón de Reyes con nata 100% casera, piensa que se debe preparar con 24 horas de antelación antes de degustar el dulce.

El pre-fermento

Para empezar necesitamos:

· 100 grs. de harina integral de fuerza.
· 100 ml. de leche tibia semidesnatada.
· 3 grs. de levadura seca de panadero (o 9 grs. de levadura fresca).

Mezcla todos los ingredientes del pre-fermento en un bol con una cuchara hasta que se quede una masa espesa y sin grumos. Deja doblar su volumen durante 2 horas.

La harina de fuerza es la que posee mayor cantidad de proteínas, y aporta a la masa una consistencia más esponjosa. En su variante integral, permite aportar más vitaminas, minerales y fibra a nuestro roscón.

La leche aporta proteínas de buena calidad y calcio, y en su versión semidesnatada, permite aligerar el contenido en grasas saturadas.

La masa

Necesitarás:

· 150 ml. de leche tibia semidesnatada.
· 1 yema de huevo.
· 1 cucharada de agua de azahar (si es esencia, es preferible poner menos porque es más concentrada).
· 60 grs. de aceite de oliva.
· 450 grs. de harina de fuerza.
· 100 grs. de azúcar (estamos añadiendo mucha menos cantidad de azúcar que la receta tradicional, y compensaremos ese dulzor con la ralladura de naranja, mucho más saludable).
· Ralladura de naranja al gusto.
· 1 cucharadita de lecitina de soja.
· 1 pizca de sal.
· La sorpresa del Roscón de Reyes.

Mezcla en un bol o con la ayuda de una máquina todos los ingredientes de la masa; primero los líquidos y después los sólidos. A continuación añade el pre-fermento y amásalo fuera del bol hasta que la masa que obtengas -al principio pegajosa- se vuelva lisa, algo que te llevará entre 15 y 20 minutos conseguir. Es muy importante que no añadas harina, es mejor insistir hasta que consigas una textura lisa.

Deja fermentar la masa durante 3 horas y a continuación bolea la masa obteniendo 2 piezas con las que crear la forma del Roscón de Reyes. Coloca un aro y emplata en el centro de ambas piezas para evitar que se nos cierre el agujero. ¡Ah! Y no podemos olvidar colocar ¡¡la sorpresa!!

Una vez más deja reposar la masa hasta que de nuevo doble su volumen, unas 2 horas, envuélvela en papel film ligeramente aceitado e introdúcela en la nevera durante toda la noche.

Aunque aporta una cierta cantidad de grasa, incluyendo colesterol, la yema de huevo también es un compendio de vitaminas como la A (esencial para el buen estado de la piel y de la visión), la D (esencial para la asimilación del calcio), B12 (para el buen estado del sistema nervioso) y minerales como el fósforo (salud ósea) o el zinc (implicado en multitud de procesos como el metabolismo de los azúcares, de la vitamina A, de las proteínas, y en el buen estado de la piel, uñas y cabello y la función cognitiva).

El aceite de oliva es el producto estrella en propiedades antioxidantes y su perfil lipídico (tipología química de sus grasas) es el más cardiosaludable por su contenido en grasas monoinsaturadas.

La lecitina de soja aporta fosfolípidos, esenciales para regular los niveles de colesterol.

El toque final

Ha llegado el momento de dar el toque final, el momento de hornear y decorar. Para ello necesitarás:

· 1 clara de huevo.
· Unas gotas de azúcar humedecida con agua.
· Naranjas escarchadas, guindas, y almendras fileteadas o en granillo.

Tras pasar la noche en la nevera, cogemos la masa y pasamos a decorarla pintándola con clara batida, azúcar humedecido y frutas y almendras. Precalentamos el horno a 200º durante 10 minutos, pasado este tiempo bajaremos la temperatura hasta 180º.

Introducimos ambas piezas en el horno y las horneamos durante 25 minutos con aire arriba y abajo. Una vez terminado el horneado dejaremos enfriar durante 2 horas.

La almendra es uno de los frutos secos más frecuentes en Navidades y, como todos los frutos secos, es una fuente de salud, siempre que se consuma con moderación dado su elevado aporte calórico. Aporta grasas insaturadas (cardiosaludables), proteínas vegetales, y minerales como el magnesio o el fósforo, así como vitamina E (efecto antioxidante).

La clara de huevo aporta proteínas de alta calidad biológica, es decir, se trata de proteínas completas a nivel nutricional.

El relleno con nata casera

Para hacer la nata necesitas:

· 1 litro de leche entera.

· 800 grs. de margarina.

· 2 yemas de huevo.

· 4 cucharadas de azúcar glass.

Calienta la leche y la margarina en un recipiente y antes de que comience a hervir, retíralo del fuego. Deja enfriar durante 30 minutos y añade las yemas, a continuación, bate en la batidora durante 5 minutos. Dejar reposar la mezcla en la nevera durante 24 horas.

Transcurrido ese tiempo, monta la mezcla a mano o con batidora, añade el azúcar glass y ya tendrás la nata lista para rellenar el Roscón.

La margarina está basada en grasas vegetales, pero esto no siempre implica que sean más saludables. Para saber escoger la mejor margarina, hay que buscar aquella grasas ‘trans’ (revisar el etiquetado en el apartado de análisis nutricional).

Ya sólo queda desearte que triunfes con ésta receta que ha realizado Pablo Cáceres, chef del Grupo NC Salud.

¡Felices Reyes Magos!