© Raasta.La marca española cuenta desde principios de junio con la que es su primera tienda en España. Creada en el año 2001 por Kavita Parmar -diseñadora de origen hindú que desembarcó en Madrid con una maleta repleta de la que fue su primera colección-, “Raasta, The Seed” pronto logró implantarse en las mejores tiendas de nuestro país y ¡fuera de él! ya que hoy en día está presente en más de 19 países de todo el mundo.

Con esta impecable tarjeta de presentación, la marca española ha abierto tienda propia en el céntrico Callejón de Jorge Juan, nº12 en Madrid, en pleno barrio de Salamanca, donde se agrupan las mejores firmas nacionales e internacionales, vecinos de lujo para “Raasta, The Seed”, que ocupará la que fuera sede de Sybilla durante veinte años.

© Raasta.La tienda, un antiguo garaje de carruajes, ha sido reformada para crear un ambiente diferente y dotarlo de la personalidad propia del nuevo inquilino. El edificio de tres plantas desprende armonía, sensibilidad y vida propia, características que han hecho de la marca Raasta una de las más apreciadas del mercado.

En tan solo ocho años, Raasta ha desarrollado, no sólo colecciones de prêt-à-porter, sino que también ha sido capaz de crear toda una filosofía de vida. Dentro de “Raasta, The Seed” tiene cabida el trabajo de otros diseñadores y artistas, y no será sólo una tienda, sino que además se convertirá en una casa de diseño en la que convivirán las colecciones actuales y futuras.

© Raasta.La idea es poder expresar la filosofía de la marca, dar a conocer una forma diferente de abordar la sociedad, la cultura, la importancia del pasado y su influencia sobre el presente. En definitiva, “Raasta, The Seed” será una ventana por la cual asomarse al rico y asombroso mundo de Raasta. De ahí que los proyectos de la marca no se limiten a la creación de la tienda, sino a dar vida al propio callejón.

“Raasta, The Seed” encabeza un proyecto cultural y gastronómico en el que colaborará con artistas noveles y artesanos. Una de las ideas más ambiciosas es la creación de un street market con productos orgánicos del que ya se pudo ver una muestra el mismo día de la inauguración. Además, se pretende impulsar la vida cultural en el barrio por medio de exposiciones, conciertos o hasta un cine de verano.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*