© Ugo Camera / IFEMA 2011.Jesús del Pozo, Duyos y Ángel Schlesser en la Sala Lancia, y Roberto Verino, Devota&Lomba y Lemoniez en la Sala Cibeles, han sido los encargados de abrir la primera jornada de la Cibeles Madrid Fashion Week Otoño/Invierno 2011, pasarela de la que ya puedes ver las fotos en nuestra sección Look Books & Más.

La colección de Jesús del Pozo abría la jornada con una propuesta que nos invita a un viaje donde el presente se impregna de una gran variedad de elementos que recuerdan a la época dorada de las casas de costura parisinas. El exceso de una belle époque se percibe en comedidos detalles ornamentales, acentuados volúmenes y ricas texturas bordadas en oro. Las personales tonalidades cromáticas de la marca evitan los fuertes contrastes, combinándose suavemente en delicadas transiciones. Elaborados pliegues recuperan los predominantes volúmenes de la firma mientras que otras formas, características de los ’40, se ajustan hasta ceñirse al cuerpo. Los hombros dejan de marcarse y pierden protagonismo en favor de cuellos y mangas. Se reinventa el traje sastre de la popular Chica Gibson para invitar a la actual nueva mujer a disfrutar de una funcionalidad que no siempre es sinónimo de minimalismo.

Galería de imágenes de Jesús Del Pozo.

© Ugo Camera / IFEMA 2011.Amenizado por la voz en directo de Jeannette, Duyos también nos traslada a otra época, el diseñador madrileño observa el trabajo de los maestros de la época dorada de la costura española, a finales de los años 60, cuando se trataba de la búsqueda de la belleza femenina y el buen hacer de la costura, sin pretensiones conceptuales. De esta forma, Juan Duyos retoma la idea del desfile sin más, es un evento, una impresión, una sensación: Busco recuperar la estética y el buen hacer tradicional de esa época de la que me siento muy cercano y orgulloso, para traerla a nuestros días, a nuestra realidad, sin intención de hacer Costura. No me atrevería a hablar de homenaje a estos maestros, pero es innegable su influencia en esta colección. Rojo sangre. Negro España. Blanco roto. Alga. Arena. Plata. Verde bosque. Visón. Azafata. Rosa. Oro. Guipur de lana. Muselinas de seda. Mohair grueso. Raso organza. Mini pailletes. Lana satinada. Siluetas estructuradas y sofisticadas. Otras muy leves. Siempre femeninas.

Galería de imágenes de Duyos.

© Ugo Camera / IFEMA 2011.Cerrando la jornada de desfiles en la Sala Lancia, Ángel Schlesser presentaba una propuesta elegante y funcional para una mujer urbana. El juego entre los masculino y lo femenino cobra máxima fuerza con el pantalón como protagonista. Trajes de chaqueta de tweed, abrigos de paño y camisas de popelín combinadas con chaquetones y estolas de piel de hurón, zorro y marta. La paleta de colores recurre a tonos fríos como los negros, gris plomo, verde musgo, óxido y azul petróleo; destacando como contrapunto el fucsia en vestidos rectos y trajes chaqueta.

Galería de imágenes de Ángel Schlesser.

Abriendo los desfiles de la Sala Cibeles, Roberto Verino nos invita a soñar con un misterioso y seductor viaje por Oriente, hallar piezas que combinan la belleza de los acabados y bordados más exquisitos de la milenaria cultura china, o prendas prácticas y modernas y en absoluta tendencia al estilo de la mujer y el hombre del Japón urbano.

© Ugo Camera / IFEMA 2011.La mujer Roberto Verino, inmersa cada vez más en un mundo plural, viajera y pionera de un estilo único se inspira, en este paseo por tierras orientales, en prendas valiosas tan bellas como prácticas, y tan modernas como atemporales, para su fondo de armario. Al igual que la mujer, el hombre Roberto Verino captura instantáneas y anota en su cuaderno de viaje el valor de esos detalles que convierten el traje clásico y perfecto, en una prenda con el estilo de un alma viajera que ama la aventura. Un invierno que tiene el negro y el rojo como protagonistas, pero también el malva, el rosa palo, los tonos caqui, dorados y amarillos y los estampados. Los bordados enriquecen los clásicos tejidos de príncipe de Gales y pata de gallo. La gabardina, el raso y el terciopelo, el tafetán y la falla, dibujan perfectas siluetas en trajes de estilo masculino, femeninas faldas a la rodilla o con volúmenes y cómodos pantalones al tobillo.

Galería de imágenes de Roberto Verino.

La idea principal de la colección de Devota & Lomba nace del concepto de invasión y las formas orgánicas de los crop circles, con una base de lanas y telas secas en tonos neutros que van del beige al azul marino, pasando por grises plomo y verdes apagados.

© Ugo Camera / IFEMA 2011.El lenguaje elegido es un look monocromático con pequeñas variaciones en la intensidad del color. La idea de invasión se hace patente en la inclusión ocasional de luminosidad, ya sea introduciendo detalles brillantes o el rosa fucsia como elemento acentuador. Las formas arropan, creando un cocoon alrededor del cuerpo de una manera escultórica, pero siempre primando lo orgánico frente a lo artificial. La curva gravitatoria es la forma en torno a la que se establecen todas las estructuras, dotando a la colección de una intención formal muy marcada. Esa frialdad aparente, que se puede inferir de las formas o la paleta cromática, se atempera con el uso de accesorios de formas clásicas, muy reconocibles. Los complementos combinan la apariencia tradicional de los bolsos o zapatos, pero actualizada con cortes circulares o pequeñas desproporciones que nos trasladan al 2012.

Galería de imágenes de Devota & Lomba.

© Ugo Camera / IFEMA 2011.Bajando el telón de este primer día de desfiles de Cibeles, Lemoniez nos presenta una colección apasionada por el Art Deco, vistiendo la fluidez de las líneas rectas y depuradas. Espaldas basculadas acentúan los delanteros cortos y respingados. Vestidos y blusas confeccionados en etamina de lana estampada o lisa; así como vestidos ajustados, túnicas y chaquetas construidos con piezas romboides de “jersey” de lana que nos recuerdan a las composiciones geométricas de Sonia Delaunay, monocromáticas y coloristas que trasmiten el estilo de una mujer que perdura en el tiempo sin concesiones a la moda efímera. Entusiasta del mar, su estrella es un guisante, aunque en este caso de lana azul azafata suavizada al tacto y combinada con blusas en un blanco espuma de mar.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*