¿Tienes la piel sensible? ¿Te persiguen las alergias en primavera? Te damos unos cuantos consejos para ayudarte a prevenir y tratar las pieles con signos de alergia.

La llegada de la primavera, el buen tiempo y los días más largos nos recargan las pilas pero para las pieles sensibles, la estación de las flores es sinónimo de alergias y alteraciones en la piel, una situación que podemos ayudar a prevenir y tratar con estos consejos que nos ofrece Marina Rulló*.

Pieles sensibles, cuidados para primaveraConsecuencia directa del buen tiempo es el aumento de la temperatura y la humedad, además de la exposición al sol, así que antes de nada y para empezar, recuerda aplicar un buen protector solar cada día y ¡no sólo cuando vamos a la playa! ¡Ah! Un consejo, aplica crema hidratante de base, así protegerás la dermis, evitando el envejecimiento prematuro, las rojeces y esas manchas solares que tan poco nos gustan.

cuidado de las pieles sensiblesEl polen es seguramente el peor enemigo de las pieles sensibles, por lo que debes cuidar la limpieza de la piel y su hidratación al máximo. Junto al polen, el exceso de células muertas, la exposición al sol y las temperaturas más altas favorecen las alteraciones en la piel.

En casa, una crema reparadora con aceites esenciales no sólo hidratará tu piel, sino que también contribuirá a la exfoliación diaria de la misma, potenciando además la eficacia de los tratamientos que te realices en cabina. Hablando de cabina, Marina propone un tratamiento -3 sesiones de media- de exfoliación y posterior hidratación superficial para preparar la piel. Y es que sin una piel bien exfoliada, es imposible mantener la hidratación necesaria ya que el exceso de células muertas impide la absorción de cualquier crema hidratante.

bebe mucha agua para hidratar tu pielCon el cutis preparado, las siguientes sesiones servirán para tratar la dermis en sus capas más internas, favoreciendo así su aspecto, luminosidad y textura, algo para lo que la mesoterapia virtual es ideal gracias a su mayor penetración y óptimos resultados.

Las pieles sensibles también deben vigilar el uso de ciertos cosméticos que pueden alterar el Ph. Y como puedes intuir, la nutrición es muy importante. En este caso, evita los dulces, el té negro, el café, el alcohol y las comidas picantes. ¡Ah! Y agua, bebe mucha agua para mantener un buen nivel de hidratación ¡también en tu interior!

* Marina Rulló es la directora del Centro de Estética Rame.

Fotos designed by Freepik