Parece que los últimos coletazos de verano han sido atrapados por el frío, el viento y la lluvia. Días ideales en los que entran en juego gabardinas al estilo Colombo que nunca pasan de moda y chaquetas entalladas de cuadros y grandes estampados de corte masculino. La opción más cool e informal la encontramos en cazadoras de cuero con cremalleras, tachuelas y pieles como las que encontramos en la colección de Hermès y Alexander McQueen.

Para las más elegantes blaizers oscuras y clásicos en tweed con el toque más moderno gracias a las formas más marcadas sobre todo en los hombros.

Los prints animales, como el leopardo, no sólo vuelven con los complementos sino que también los encontramos en las cazadoras o abrigos con imitación de visón. Las pieles y plumas son otro de los must de esta temporada de invierno como lo demuestran las colecciones de firmas como Dolce&Gabanna o Cristian Lacroix. En chalecos, chaquetas, abrigos y hasta bolsos: las tiendas se convierten en la jungla de los reyes de la selva.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*