in

Performance de Billy The Artist en la Cibeles Madrid Fashion Week

© rreport.Representante del “Pop Urbano Primitivo”, el artista neoyorkino fue invitado por Swatch para realizar una performance en vivo coincidiendo con la inauguración de esta pasada 50 edición de la Cibeles Madrid Fashion Week. Un espectáculo “arty” secuela del realizado el pasado mes de junio en la Plaza de San Marcos en Venecia, ante 30.000 personas. Una exhibición que sirvió para dar a conocer la colección de relojes de Swatch “CreArt”, diseñada en su totalidad por artistas contemporáneos.

El credo de Billy The Artist es dar vida a su propia realidad, y su obra es la mejor demostración de que lo consigue. Billy captura toda la energía y la fuerza de su ciudad en lo que él denomina la realidad “Urbana Primitiva” — un calidoscopio de imágenes como un rompecabezas que refleja toda la diversidad y la alegría del espíritu humano. Su estilo inconfundible y llamativo halla su lugar tanto en galerías de arte como en locales comerciales, abarcando desde proyectos a pequeña escala hasta enormes murales urbanos. Sea donde sea, Billy pone el mundo “patas arriba”, y mientras otros convierten la realidad en arte, él hace del arte una realidad.

Marcas como MTV, Suzuki y Hyundai, Microsoft, The Sony Music o Woodstock 99 , entre otros, forman parte ya de la lista de clientes de Billy, quien además ha prestado su obra a numerosas organizaciones filantrópicas y sus pinturas han sido esponsorizadas por importantes empresas, tales como Epic Records, Starbucks o Columbia Pictures.

© Swatch.© Swatch.Afterdark y Morning Glow son los dos modelos diseñados por Billy The Artist para CreArt. Con una gracia y un estilo inconfundibles, Billy The Artist lleva su arte a la muñeca del hombre y la mujer comunes con el modelo Afterdark. La correa está revestida con una lámina en su cara superior, en la que se presenta una dinámica escena en blanco y negro con un diseño gráfico de líneas fluidas y fuertes contrastes. La historia se desarrolla en la calle, en las primeras horas de la noche, y se reproduce en la correa, en la caja de plástico y en la esfera negra y blanca donde el motivo gráfico se convierte en una cara. El aspecto visual y la sensación de este modelo tienen algo de los maestros del modern art, pero esta obra de arte para el lienzo más pequeño del mundo es el producto de la imaginación de Bill. La aguja horaria blanca, el minutero negro y un fino segundero blanco marcan el paso del tiempo.

Para el Morning Glow, Billy The Artist se saca los guantes. ¿Queréis colores? ¡Aquí los tenéis! La correa tiene una lámina impresa en su cara superior, donde los colores se convierten en los héroes de la historia. Un cerco de tinta negra parece contener los colores, pero estos lo saltan para provocar en la muñeca una explosión de rojo, verde, azul, violeta, amarillo… y de azul claro en la sólida caja de plástico. Alegre, con vida, color y una pizca de escepticismo, un rostro nos mira desde la esfera multicolor y vuelve a dirigir su mirada a la correa para descubrir otras caras en el rompecabezas multicolor. En la esfera sin números ni índices, las agujas azules de las horas y los minutos y un fino segundero negro marcan el paso del tiempo.

¿Te ha gustado?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ana Locking para FOSCO. La colección de complementos ya está a la venta

The Brandery volverá en enero con más marcas y más espacio