© Venturelli/Getty Images.

Nuestra actriz más internacional, la oscarizada Penélope Cruz, es la protagonista del calendario Campari 2013, un calendario que este años desafía las supersticiones asociadas al número 13 dando un “Beso de Despedida a la Superstición”.

© Vittorio Zunino Celotto/Getty Images.

Posando para el fotógrafo de moda Kristian Schuller, Penélope aparece inmersa en 13 intensas fotografías relacionadas con supersticiones intrigantes y místicas, como los gatos negros, los espejos rotos, pasando por debajo de una escalera, así como caminando sobre grietas.

El rojo se convierte en protagonista total de los vestidos y zapatos que luce la actriz, con modelos de firmas de moda tan destacadas como Monique Lhuillier o Salvatore Ferragamo, así como con joyas de Chopard; un trabajo con el que la propia Penélope aseguraba haber: “disfrutado realmente al protagonizar el Calendario Campari 2013. Encontré el tema de las supersticiones muy intrigante y estimulante. Ha sido un placer trabajar con un equipo tan cualificado y profesional, en particular con Kristian Schuller, el fotógrafo del calendario, ya que realmente admiro su trabajo. Como actriz, a menudo se me plantean desafíos para describir lo “inexplicable” y este rodaje no fue diferente. Hemos creado un personaje que tenía que retratar una actitud fuerte y positiva, y realmente llegar al corazón de cada superstición y disipar estos mitos fomentando la confianza. Espero que la gente disfrute de las fotos tanto como nosotros hemos disfrutado con su creación“.

© Vittorio Zunino Celotto/Getty Images.

Ésta es la 14 edición del calendario Campari, un ejemplar del que sólo se han editado 9.999 copias y que, sin estar a la venta, son distribuidas entre los amigos de la marca italiana alrededor de todo el mundo.

Sobre el calendario y la colaboración con Penélope, Kristian Schuller destaca: “Nuestra intención fue llevar la creatividad un paso más allá y transmitir el carisma y el misticismo de cada una de las 12 supersticiones, y creo que esto se ha logrado. Trabajar con Penélope era un sueño, se involucró totalmente en la sesión de fotos y dio vida al tema con tanta pasión y confianza, ¡que no podía ser otra cosas que el foco central en cada disparo!

El concepto del Beso de Despedida a la Superstición fue creado por BCube Milan, y trabajando codo con codo con Kristian Schuller en el proyecto han estado Andrea Marzagalli, director senior de arte, y Bruno Vohwinkel, redactor senior. La producción ejecutiva es de L&A Artist – Milan.

Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: colección de Romona Keveza: vestido largo de gasa y seda con escote asimétrico y corpiño drapeado; incorpora una falda sarong de alta costura con colas laterales acopladas.
Zapatos: Stuart Weitzman: Dipille de satén rojo.
Joyas: Chopard: pendientes de oro amarillo con rubíes (44 cts) y diamantes (3 cts)
Bebida: botella de Campari
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Zac Posen: vestido largo color rojo sangre con escote bustier.
Joyas: Joyería Molina Cuevas: pendientes de oro blanco con diamantes y rubíes.
Superstición: Cruzándose con gatos negros.
Bebida: Negroni.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Alaïa: vestido largo de tablas.
Joyas: Joyería Molina Cuevas: pendientes de oro blanco con diamantes y rubíes. Brazalete de oro blanco con diamantes y rubíes.
Superstición: número 13.
Bebida: Campari Spritz.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Alaïa: gabardina.
Zapatos: zapatos de salón Casadei.
Superstición: Paraguas abiertos en casa.
Bebida: Campari Orange.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Zac Posen: vestido largo de gasa y pliegues con espalda descubierta, color rojo amapola.
Zapatos: Salvatore Ferragamo: colección Alfombra roja.
Joyas: Joyería Molina Cuevas: pendientes de platino y diamantes estilo tradicional. Brazalete de oro blanco, rubíes y diamantes, año 1950.
Superstición: Espejos rotos.
Bebida: Campari on the rocks.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Marchesa: vestido ilusión bordado a mano con falda crepe de seda.
Zapatos: Salvatore Ferragamo: colección Alfombra roja.
Joyas: Chopard: anillo de oro blanco con brillantes y diamantes talla brillante.
Bolso: BRIC’s.
Superstición: Escoba barriendo los pies.
Bebida: Campari Tocco Rosso.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Vivienne Westwood: vestido cocotte Etiqueta de Oro y sombrero de encargo de The Hat Shop.
Zapatos: Salvatore Ferragamo: colección Alfombra roja.
Joyas: Chopard: anillo de oro blanco con brillantes y diamantes talla brillante.
Superstición: Sombreros en la cama.
Bebida: Campari Orange Passion.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Zac Posen: vestido largo con motivo sol y hombro al descubierto, color granadina.
Zapatos: Salvatore Ferragamo: colección Alfombra roja.
Joyas: Joyería Molina Cuevas: brazalete art decó de platino y diamantes, año 1930.
Superstición: Pájaro entrando en habitación.
Bebida: Americano.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: De encargo (ningún diseñador).
Zapatos: Alaïa: zapatos de tacón alto abiertos por delante.
Joyas: Chopard: anillo de oro blanco con brillantes y diamantes talla brillante.
Gafas de sol: Oliver Peoples ‘Corie’.
Superstición: Sal derramada.
Bebida: Campari Mojito.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Emilio Pucci: vestido corto de la colección primavera-verano 2012, confeccionado en croché bordado ultra fino con diminutas perlas y cuentas.
Zapatos: Salvatore Ferragamo: colección Alfombra roja.
Joyas: Joyería Molina Cuevas: pendientes de platino y diamantes estilo tradicional. Anillo de platino, oro y diamantes estilo art decó.
Superstición: Pisando una grieta.
Bebida: Negroni.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Michael Kors: pantalón Samantha de lana elástica color carmesí. El top es de encargo (ningún diseñador).
Zapatos: Alaïa: zapatos de tacón alto abiertos por delante.
Joyas: Joyería Molina Cuevas: pendientes art decó de platino, diamantes y ónice.
Superstición: Retratos caídos.
Bebida: Campari Tonic.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Delantal de encargo (ningún diseñador).
Superstición: Herraduras con las puntas hacia abajo.
Bebida: Botella de Campari.
Foto de Kristian Schuller
Modelo: Penélope Cruz
Vestido: Monique L’huillier: vestido largo rojo escarlata, drapeado con escote chal y destalles desgastados.
Zapatos: Salvatore Ferragamo: colección Alfombra roja.
Joyas: Joyería Molina Cuevas: Anillo de platino, oro y diamantes estilo art decó. Brazalete art decó de platino, oro y diamantes, año 1920.
Superstición: Pasando debajo de escaleras.
Bebida: Campari Orange y Campari Bottle.

Éstas son las supersticiones que aparecen en el Calendario 2013:

Los gatos negros: En la historia occidental, los gatos negros han sido a menudo considerados como un símbolo de mal agüero, especialmente sospechosos de estar relacionados con las brujas. La mayor parte de Europa occidental y meridional considera el gato negro como un símbolo de mala suerte, sobre todo si se cruza con una persona, se cree que es un presagio de desgracia.

El 13 da mala suerte: El temor al número 13 es tan penetrante que se conoce oficialmente como triskaidekaphobia. Hay muchas ideas acerca del porqué de esta creencia: los aquelarres de las brujas tradicionalmente tenían 13 miembros y hay una vieja leyenda que dice que la primera persona en levantarse de una mesa de 13 personas morirá en un año.

Abrir un paraguas bajo techo: una teoría de por qué abrir el paraguas bajo techo trae mala suerte viene de la idea del paraguas como protector contra las tormentas de la vida. Si uno lo abre en su casa, los espíritus guardianes del hogar podrían pensar que siente que su protección es insuficiente y se irán, maldiciendo su hogar.

Espejo roto equivale a siete años de mala suerte: Tradicionalemnte se ha pensado que el reflejo de uno mismo en el espejo es la representación de su alma, o estado espiritual. Romper el espejo, y por lo tanto el reflejo de la persona, traerá daño a su alma y dificultades espirituales.

Barrer los pies de alguien: Se pensaba que una mujer que no podía barrer el suelo adecuadamente, no sería una buena esposa y nunca se casaría. Si barre sus propios pies, o alguien se los barre, significa que no está lo suficientemente concentrado o prestando atención a lo que se está haciendo y por lo tanto no es apta para el matrimonio.

Sombreros sobre las camas: Se creía que los espíritus malignos vivían en el pelo y que al colocar el sombrero sobre la cama, se transferían los malos espíritus del cabello al sombrero y del sombrero a la cama, permitiendo así que los espíritus malignos te alcanzaran por la noche.

Pájaro volando hacia tu casa: Históricamente, cuando sucedían incidentes inusuales, se veían como mensajes urgentes caídos directamente de la boca de los dioses y por lo general como una mala señal. El extraño comportamiento de los animales fue posteriormente motivo de preocupación y que las aves silvestres intentaran entrar en las casas se creía que significaba la muerte.

¡No derrame la sal!: Derramar la sal ha sido visto como una pérdida extraordinaria, ya que era un bien de gran valor, y la palabra “sueldo” en realidad proviene de la tradición romana de pagar los soldados en sal. La superstición dice que la mala suerte visitará a cualquiera que derrame sal, y fue creada específicamente para disuadir a la gente de desperdiciarla.

Paso en una grieta: Históricamente ha habido varias permutaciones de esta conocida superstición: “Pisar una grieta, romper la espalda de tu madre” o “Pisar una grieta y serás secuestrado por osos”, así como la creencia en que el número de grietas que pises, corresponderá al número de platos que romperás ese dia.

Cuadro que se cae de la pared: Tradicionalmente, si una foto de alguien específico y / o de importancia se cae de la pared, se pensaba que alguien que usted conoce va a morir pronto.

Las Herraduras: Colgar la herradura con las puntas apuntando hacia arriba desde hace mucho tiempo ha sido considerado como una señal de buena suerte ya que actúa como un contenedor almacenando toda la buena suerte que pasa flotando. Sin embargo, colgarla con los extremos apuntando hacia abajo se ve como mala suerte ya que toda la buena suerte se caerá.

Pasar por debajo de una escalera: Un origen de esta superstición está en relación con las similitudes entre una escalera apoyada contra una pared y una horca. Todo lo relacionado con una horca tradicionalmente se considera mala suerte, por lo que pasar por debajo de una escalera – o algo que lo parezca – no es aconsejable.

 

 

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*