© Finally.Las faldas y los vestidos centran la colección de la diseñadora catalana para la próxima primavera-verano ’09. Invitándonos a viajar a Cuba, con “Pas de Deux en la Habana” Lydia Delgado nos propone prendas rotundas a veces delicadas, alterando lo etéreo con lo estricto.

Figuras jóvenes y talentosas de caras blancas, labios rojos y piernas desnudas, han desfilado sobre la pasarela de la sala Neptuno con una marcada inspiración en los marineros: vestidos plisados y a rayas, camiseros de lunares de algodón sobrepuestos a largas faldas de vuelo irregular en tejido técnico de seda.

Las prendas se construyen con bordados pájaro de latón y estaño lacado, incrustaciones de coral blanco y cristales recuperados de antiguos trajes de bailarinas. Las plumas de metal adquieren volumen en vestidos minimalistas de organza teñida en tonos pastel. Malva, maquillaje, crema y marfil.

Lydia se embarca en un viaje iniciático a través de colores como el malva,  merenge, perla, lavanda, negro o el coral que tan pronto brillan en faldas de volantes asimétricas como en vestidos camiseros de lunares o trajes de marinero.

Las chicas de Lydia Delgado lucen minivestidos inspirados en las piscinas de Coconut Palm, conjuntos de dos piezas de camisa de manga francesa y shorts fruncidos en las caderas, elaborados en colores afrutados y estampados; propuestas que combinan con joyas móviles de influencia tribal. Colores afrutados se desvanecen en sus pañuelos de algodón coronados por cuentas de cristal, mientras trajes de estilo cubano de dos piezas, con mangas enormes y enormes fruncidos en las caderas, combinan con faldas de tubo que caen hasta los tobillos.

Para la noche, Lydia Delgado recurre a vestidos minimalistas de organza y metal.

© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA
© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA
© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA
© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA
© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA© Juan Echeverría/IFEMA

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*