Su corte es diferente y se nota sólo con verlos en la percha, son los Smitzy, unos pantalones chinos originales, con un estilo diferente y solidarios que en su primera colección ya prometen ¡y mucho!

Cassidy es el nombre de la primera colección de Smitzy, una marca española súper joven que se ha atrevido a dar un cambio total a los pantalones chinos con este diseño que rompe con la línea clásica de este tipo de pantalones para chicho.

Pantalones chinos SmitzySi eres aficionado o aficionada al cine y el nombre de Cassidy te suena, tienes razón porque el nombre de esta primera colección de Smitzy está inspirado en el actor que daba vida a este personaje en ‘Dos hombres y un destino’, el mítico Paul Newman.

El icónico actor ha servido de referente para inspirar una propuesta ingeniosa que se ha centrado en aportar un corte perfeccionado y actualizado a los pantalones chinos de siempre. ¿Y qué se podía mejorar? Para comenzar, el propio tiro del pantalón, mucho más moderno, una caja más ajustada, la cintura curvada, y un tejido cuidado.

Características pantalones chinos SmitzyLa colección Cassidy te da la opción de elegir entre dos modelos: Washed Chino y Harper. El primero es el de look más clásico, eso sí, con el sello de la marca. En su composición, el elastán se suma al algodón para dar mayor flexibilidad. Disponible en corte slim y regular, puedes encontrarlos en 4 tonos: verde kaki oscuro o Amazon, azul marino o Atlantic, gris claro o New Yorker y beige o Sahara.

Los Smitzy Harper tienen una línea más atrevida y moderna. Fabricados 100% en algodón, sólo están disponibles en un corte -regular- y tres tonos: verde kaki claro o Army, azul claro o Sky, y tabaco o Tobacco. El precio es de 89 € los Washed Chino y 120 € los Harper.

Detalle pantalones SmitzyAdemás del diseño y estilo de los Smitzy, la marca demuestra su compromiso con el medioambiente, de forma que los pantalones chinos vienen acompañados de una serie de certificados de sostenibilidad.

Una de las ventajas de la marca es la producción en cantidades reducidas, de forma que los diseños y colecciones van mejorando con el tiempo.

Y como ya hemos dicho, se trata de una marca Made in Spain, fabricando en Europa y siempre que es posible, en nuestro país.

Pantalones chinos SmitzyPor si fuera poco, los pantalones chinos de Smitzy son únicos porque además cuentan con el servicio Jedi, un servicio de atención personalizado al cliente con el que podrás contactar con la marca a través de WhatsApp, Facebook, Twitter o e-mail.

Los envíos, cambios y devoluciones son totalmente gratuitos, y además, el 5% del precio de los pantalones se destina a proyectos solidarios relacionados con la infancia. En la actualidad este dinero va destinado a la Fundación Aladina, aunque en un futuro muy próximo se destinará a más proyectos solidarios, incluso dando la opción de elegir a los clientes el proyecto solidario al que realizar el donativo.