© vía Rapid Report Comunicación. Hace cinco años Viktor&Rolf decidían crear su primer perfume con la misma filosofía que sus diseños en tela, una fragancia provocativa y con “glamour radical”. Primero idearon el nombre, Flowerbomb, un nombre que pretendía ser un antídoto contra la realidad, conversor de lo negativo en positivo y símbolo del poder de transformación.

Cinco años después, este mensaje sigue teniendo la misma vigencia, o aún mayor. Los diseñadores holandeses cuidaron hasta el último detalle; su envase en cristal y su forma, una granada de mano que ‘puede parecer un diamante’; una puesta en escena presentada junto a una colección que rompió los esquemas del mundo de la moda, cuando en la pasarela de París sus diseños en negro explotaron y se convirtieron en rosa.

© vía Rapid Report Comunicación.El restaurador Yannick Alléno, poseedor de 3 estrellas Michelín, ha logrado inspirarse en el perfume de Viktor&Rolf  para crear el pastel My sweet flower bomb, logrando un sabor que nos evoca la misma fragancia.

Mucho más cerca, en Barcelona, otro de los grandes, el artista pastelero Oriol Balaguer, ha creado un postre y un bombón “Flowerbomb by Oriol Balaguer”, inspirado en el abanico de sensaciones y emociones que se desatan al perfumarse con este elixir olfativo. El propio Balguer destaca que esta colaboración “me ha parecido ¡Explosiva! Trabajar con Viktor & Rolf ha sido una experiencia extraordinaria. Muy sensorial. Un reto apasionante: hemos captado cada matiz del perfume Flowerbomb y lo hemos convertido en una exquisita combinación de sabores y texturas.

© PETER STIGTERCon relación a la marca, compartimos la tendencia de desmarcarnos de lo convencional. Ambas marcas apuestan por la innovación, la diferenciación… dar un paso más allá. Buscamos no dejar indiferente a nadie con nuestras creaciones, y con Flowerbomb (perfume y creación dulce gastronómica) lo hemos conseguido.

Para la elaboración de esta creación, hemos partido del perfume. Ha sido relativamente fácil pero sobre todo tremendamente interesante. La personalidad del perfume me ha dado muchas facilidades, por las notas dulces y florales y muchas sensaciones creativas, tanto a la hora de crear el bombón cómo el postre. Creo que hemos conseguido desarrollar un postre y un bombón que recuerda al perfume Flowerbomb.”

Estos bombones se podrán degustar en los dos obradores del maestro en Madrid y Barcelona.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*