© Oakley.Recién salidas del laboratorio de la marca, las nuevas Plaintiff de Oakley dan un giro de tuerca al clásico look de las gafas de sol de estilo aviador, pasando a utilizar los motores de alta tecnología como inspiración. Así, para las bisagras Mono Shock en titanio, Oakley se basa en la mecánica de los coches de carreras de alto rendimiento para utilizar sus muelles de ballesta como modelo, lo que otorga a las varillas una flexibilidad única.

En lugar de tener lentes planas como sucede con los modelos de aviador clásicos, las Plaintiff tienen una curvatura base que mejora su rendimiento, mientras que la óptica HD proporciona una claridad perfecta a toda la periferia de las lentes. Oakley se ha centrado también en la comodidad y la resistencia de las gafas, utilizando un ligero material fruto de una aleación.

© Oakley.© Oakley.

Este modelo aviador es mucho más que una reinterpretación del clásico modelo, Plaintiff es por sí mismo una pauta a seguir. ¿Su precio? Las encontrarás desde 149 euros, para el modelo base; 200 euros para el modelo marrón-bronce, y 210 euros para el modelo negro mate.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*