© L'Oréal España.Madrid cuenta con la primera “Academia Verde”, un nuevo concepto de peluquería creado por L’Oréal, único en el mundo y que combina la aplicación de las más modernas tecnologías y el uso de materiales respetuosos con el medio ambiente, sentando así las bases de la peluquería del s. XXI a las futura generaciones.

El proyecto nace de la División de Productos Profesionales de la compañía que comercializa las marcas L’Oréal Professionnel, Kérastase, Kéraskin, Redken, Matrix y Pureology en peluquerías. Para la creación de esta Academia eco-sostenible, situada en la sede de Madrid, se han utilizado las más modernas tecnologías siguiendo criterios de sostenibilidad, garantizando el mejor ambiente laboral y fomentando comportamientos responsables.

© L'Oréal España.La nueva Academia de L’Oréal da especial importancia al reciclado de productos, para lo que se ha creado el “muro de reciclado”, una pared de vidrio donde se pueden depositar todos los envases utilizados en la actividad cotidiana del centro: plástico, papel, cartón, aerosoles, vidrio y aluminio. Este elemento no solo facilita el reciclaje, sino que se convierte en parte importante de la composición del espacio. El reciclado se convierte en un elemento de primer orden en el interior de la Academia, siendo expositor del concepto de sostenibilidad.

El aprovechamiento y la reutilización del agua cobran un papel protagonista en este proyecto a través de una lámina de agua reciclada que queda expuesta en una zona pública, permitiendo así su contemplación además de concienciar sobre el uso de la misma. El caudal de los aparatos de lavado de cabeza se ha reducido a 6,8 litros/minutos, mejorando notablemente el consumo responsable de agua.

© L'Oréal España.Por otro lado, el 80% de la energía que se consume de promedio en una peluquería se destina a los secadores y la calefacción. Es por esto que la División de Productos Profesionales de L’Oréal está trabajando a nivel internacional con la industria para que ofrezca soluciones más eficaces y con menor impacto energético a los peluqueros. En concreto, se está estudiando con un fabricante un modelo de secador que durará 5 veces más que uno normal, con el mismo consumo y con más potencia que un secador convencional, por lo que el trabajo se hará en menos tiempo, con el consiguiente ahorro de energía.

Las instalaciones y los materiales de la academia también tienen un alto contenido ecológico. La academia se climatiza mediante la aplicación del denominado “frío solar”, una tecnología que permite integrar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria en un mismo sistema, minimizando el impacto ambiental -al funcionar con bromuro de litio y agua-, evitando la destrucción del ozono atmosférico, reduciendo el efecto invernadero y disminuyendo el consumo de agua. En el interior del edificio y gracias al empleo de un circuito radiante que discurre por el techo, la energía se distribuye en forma de frío o de calor uniforme y en silencio, evitando corrientes de aire y ruido de los ventiladores. Este sistema sostenible de climatización viene complementado por un tratamiento de deshumidificación del espacio interior, de modo que la calidad del aire y la cantidad de humedad en el ambiente sean siempre las adecuadas.

© L'Oréal España.Asimismo, para la carpintería se ha hecho uso de materiales respetuosos con el medio ambiente. Los muebles y parte del pavimento han sido realizados con ecomat, material obtenido de plástico reciclado en combinación con huesos de aceitunas. En la construcción de los tabiques se han utilizado paneles compuestos por yeso y fibra de celulosa obtenida del reciclado de papel.

Las instalaciones emplean madera FSC, acero (reciclable en un 100%), aluminio reciclado, placas constituidas por un 65% de fibras de abeto y un 35% de aglomerantes minerales, y cerámica y pintura fotocatalítica, anticontaminante, autolimpiante y antibacteriana.

Para Didier Tisserand, Presidente de L’Oréal España, “la apuesta por esta academia pionera en España y única en el mundo refuerza nuestro compromiso con el medioambiente. Actualmente un salón eco-sostenible viene a costar un 15% más que uno convencional, un coste que se verá paulatinamente abaratado por los cambios legislativos, la innovación en materiales y el ahorro económico a medio-largo plazo”. Y es que se estima que, a nivel mundial, tan solo un centenar de salones se preocupan por ser eco-sostenibles.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*