© Perfumerías Júlia. Concebido para facilitar la eliminación de los acúmulos hidrolipídicos estancados característicos de la celulitis, y a la vez facilitar la aparición de nuevas cargas, el nuevo Júlia Body Slim es un exclusivo tratamiento reductor y modelador de la silueta.

Su exclusivo complejo de algas marinas hace que el tratamiento sea una gran novedad gracias al efecto sinérgico de los ingredientes activos contenidos en su formulación, que contribuyen a afinar el contorno corporal y a minimizar los antiestéticos nódulos de la denominada “piel de naranja”. Además, Júlia Body Slim aporta una actividad reafirmante complementaria que dificulta la flacidez y distensión de la piel, favoreciendo su flexibilidad. Asimismo, mejora las calidades táctiles de la epidermis afectada y uniformiza el relieve de la misma, produciendo un efecto térmico frío-calor que tonifica y dinamiza las funciones cutáneas y asegura la óptima eficacia de los principios activos que incluye.

© Perfumerías Júlia.Júlia Body Slim contiene novedosos activos como el Slimming Liposome, una mezcla sinérgica de los siguientes activos específicos: Cafeína, Carnitina, Centella Asiática, Sulfato de Condroitina sódico, Atelocolágeno y Esculina. La novedosa fórmula también contiene activos como Myryceline, Citrus Aurantium, Vitis Vinifera Seed Extract, Ginkgo Bilboa Leaf Extract, Biotina, Niacinamida, Mentol y Nicotinato de Metilo. Además, también contiene un exclusivo complejo de algas marino formado por Aonori, Ascophyllum, Fucus, Cresta Marina, Laminaria, Porphyra y Chondrus Crispus.

© Perfumerías Júlia.Júlia Body Slim debe aplicarse una o dos veces al día con una dosis apropiada del producto sobre las zonas a tratar (habitualmente caderas, abdomen, muslos, nalgas,…) realizando un enérgico masaje con movimientos circulares hasta su total absorción. Júlia Body Slim debe utilizarse durante, al menos, dos semanas y se aconseja seguir con la utilización del producto regularmente durante al menos 4 semanas y repetir el tratamiento varias veces al año.

Después de algunos minutos de masaje, se puede sentir una sensación de calor acompañada de ligeros picores y la aparición temporal de rojeces. La aparición y la intensidad de estas eventuales reacciones, que normalmente desaparecen al cabo de 30 minutos, dependen de la sensibilidad de cada persona y son los signos de la acción cosmética del nuevo Júlia Body Slim. Estos fenómenos son pasajeros y no deben confundirse con una acción de intolerancia. En caso de rojeces excesivas, deberás limpiar la zona tratada con abundante agua fría.

Júlia Body Slim lo encontrarás en las Perfumerías Júlia, su precio es de 54 euros.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*