© Yamaha Factory Racing.El jueves 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, día en el que la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer y Jorge Lorenzo comienzan una unión que sin duda alguna sumará esfuerzos en la lucha frente al cáncer.

Además, a partir del Gran Premio de Francia el actual campeón del mundo y líder del Mundial de MotoGP llevará en su casco el lazo naranja con el corazón de la Fundación.

© Fundación Sandra Ibarra.El acuerdo se fraguó el pasado fin de semana, durante el transcurso del Gran Premio de España de MotoGP, tal y como comenta la propia Sandra Ibarra: “El fín de semana pasado estuve con Jorge en Jerez. Estaba muy atareado, sin parar de atender a los medios, a los aficionados y a su equipo. Pero aún así tuvo un buen rato para hablar conmigo en el hospitality de su equipo, para saber más de todo lo que rodea a esta enfermedad y a nuestra Fundación que se ha convertido en mi Leyenda Personal. He conocido al Jorge sensible y humano y estoy convencida de que es el mejor embajador que podemos encontrar en el mundo de las dos ruedas. Jorge sabe muy bién que con esfuerzo y voluntad se pueden superar todas las barreras. Es una honor para la Fundación Sandra Ibarra contar con un campeón como Jorge Lorenzo para ganar esta carrera y escuchar un día las palabras mágicas, ”el cáncer se puede curar.”

© Yamaha Factory Racing.Comprometido como siempre, el mallorquín Jorge Lorenzo destaca que para él: “es un honor llevar este lazo en mi casco. Todo un honor que forme parte de mí a partir de ahora. Todos tenemos alrededor casos de cáncer y continuamente estamos escuchando noticias de personas diagnosticadas de esta enfermedad. Gracias a Sandra y su equipo he descubierto que no hay que bajar nunca los brazos. Ya hablamos hace un par de meses en Madrid, pero fue en Jerez cuando nos dimos cuenta que juntos podemos ayudar con más fuerza.”

La Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer nace de la necesidad de impulsar y coordinar esfuerzos ante esta enfermedad. Sumar voluntades para tejer una red universal partiendo de las organizaciones locales, abrir nuevos caminos para mejorar la calidad de vida de los pacientes y financiar la investigación, son algunos los objetivos que animan esta Fundación que nace del compromiso moral de Sandra Ibarra. Su experiencia de años de trabajo frente al cáncer, primero como paciente, después como “activista” ante la enfermedad y su influencia pública y capacidad de diálogo con todos los sectores implicados –incluidas las administraciones-, le otorgan un singular papel de prescriptora que la Fundación canaliza.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*