© Emblem Comunicación.El diseñador barcelonés nos presenta su propuesta para este otoño-invierno 2009-10, una colección que mira hacia adentro y que como ya has podido leer en el titular, es mucho más introspectiva e intimista que el resto de sus trabajos.

Tanto en sus aspectos formales como conceptuales Josep Abril busca el recogimiento y la paz interior por medio de un sentido del lujo fuera de cualquier ostentación y exhibicionismo, a través de un prototipo masculino sereno e intelectual.

© Emblem Comunicación.© Emblem Comunicación.A pesar de su carácter intimista, las prendas de esta colección otoño-invierno se trasforman y juegan a la sorpresa partiendo de una base escultórica. En el fondo, nada es lo que parece y Josep Abril utiliza la metamorfosis como vehículo de cambio con unas prendas envolventes, introvertidas, cubrientes, silenciosas, puras y construidas.

Las siluetas también plantean una gran dualidad: si el hemisferio norte se ciñe y define el cuerpo masculino, el hemisferio sur se ensancha y amplifica, planteando una intersección de formas y volúmenes.

Para esta temporada los materiales de la colección, como siempre muy contrastados, enfrentan la belleza animal del pelo de cabra natural con los jerseys de punto muy grueso, junto a los tejidos high-tech. Lana, algodón, nylon, y doble faz Tricot, pasando por las galgas finísimas hasta el punto hecho a mano. La colección está repleta de contrastes y oposiciones, por ejemplo entre enfeltrados y brillantes o entre técnicos y lavados.

© Emblem Comunicación.© Emblem Comunicación.© Emblem Comunicación.© Emblem Comunicación.© Emblem Comunicación.

Destacar que las prendas de piel de la colección han sido desarrolladas para Serpelsa y están elaboradas en base a pieles subproducto de la cadena alimentaria y que contribuyen  a la mejora del medio ambiente.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*