¿Por qué es tan efectiva la dieta cetogénica en la lucha contra el cáncer?

sandwich-tomatesEn una situación normal, las células de nuestro cuerpo dependen de la respiración celular como fuente de energía y ATP. En periodos de privación de alimentos o ausencia de glucosa, las células pueden recurrir a la cetosis como fuente de energía adicional. Sin embargo, las células tumorales no pueden servirse de la cetosis para obtener energía, ya que carecen de la capacidad de utilizar los cuerpos cetónicos, dependendiendo en gran medida de la glucólisis para su supervivencia. Las células malignas necesitan de la glucólisis para la producción de energía, incluso en estados elevados de oxígeno.

Si se adopta una alimentación carente de carbohidratos y rica en proteínas y grasas, logramos una limitación en el suministro de glucosa, por lo que la glucólisis disminuye y las células tumorales pierden su principal suministro de energía.

Una buena alimentación es especialmente importante cuando se padece cualquier tipo de cáncer, ya que la enfermedad y sus tratamientos pueden cambiar la forma de comer (naúseas, pérdida de apetito, mayores necesidades energéticas y diferente tolerancia a los alimentos). Al mismo tiempo la forma de comer tiene también un efecto determinante en el tratamiento de la enfermedad.

Bien realizada y controlada por especialistas, la dieta cetogénica puede servir de ayuda para recuperar un estado de salud óptimo, incluso después de haber sido diagnosticado de un cáncer agresivo y sin ninguna esperanza de supervivencia.

Además del seguimiento de una dieta cetogénica, estos consejos nutricionales de la Cancer Research UK Epidemiology Unit de la Universidad de Oxford contribuirán a mantener alejado el cáncer:

Conserva una ingesta moderada de alcohol (causa cánceres de la cavidad o ral, faringe, esófago e hígado); minimiza la exposición a la aflatoxina, un moho que se encuentra en el trigo, nueces, maíz… (cáncer de hígado); evita las conservas de carne y la carne roja (cáncer colorrectal). Consume sal de forma moderada (cáncer de estómago), y por último, evita las bebidas y alimentos muy calientes (cáncer de la cavidad or al, faringe y esófago).

Si quieres obtener más info sobre la dieta cetogénica, puedes hacerlo poniéndote en contacto con  la Dra. Julia Jiménez, especialista en nutrición de la clínica Neolife.

Foto sandwich-tomates: floodkoff vía Compfight cc

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*