© Fred Perry.Frederick John Perry, un hito en la historia de la marca Fred Perry, nació el 18 de mayo de 1909 y hoy 100 años después de su nacimiento y 14 tras su muerte, el nombre de Fred Perry todavía resuena y nos evoca diferentes imágenes. Para unos pocos, los más veteranos es el atleta felino que conquistó las pistas de tenis en los años 30, para la gran mayoría es el logo de laurel de una colección de ropa y zapato deportivo.

A Fred Perry no le importaba que su nombre se identificara más con una marca de ropa que con el ganador de los torneos de Wimbledon. Entre sus logros deportivos destacan cuatro títulos mayores: Wimbledon y el campeonato de Australia, Francia y EE.UU.

© Fred Perry.© Fred Perry.De origen humilde, pero un luchador nato, pasó los últimos 40 años de su vida en EE.UU rodeado de buenos amigos: Charlie Chaplin, Errol Flynn, Douglas Fairbanks, Marlene Dietrich y los hermanos Marx.

Un acontecimiento iba a dar a su vida un giro de 180 grados, era el año 1941 cuando jugando un partido de exhibición de tenis en Nueva York se rompió el codo. A partir de ese momento su destino empresarial se unió al del empresario textil americano Tibby Wegner y en 1952 fundaron la marca deportiva Fred Perry.

© Fred Perry.© Fred Perry.La marca comenzó creando unos polos de manga corta que rápidamente se hicieron populares, originalmente blancos los polos ampliaron su gama cromática y se distinguieron con diferentes detalles. A finales de los años 50 el movimiento Mod hizo del logo Fred Perry su estandarte.
La marca Fred Perry ha resistido al paso de tiempo y década tras década se ha convertido en señal de identidad de distintas tribus urbanas. La colección de calzado hace referencia a esta herencia. Inspirada en los años 80 para el hombre y en los 60 para la mujer la colección de verano 2009 desarrolla un excitante producto distinguido a través de la reinterpretación de antiguos modelos.

Fred Perry lanza una edición especial del polo original con motivo del centenario, en donde el logo de laurel aparece en un tamaño mayor y con el número 100 bordado debajo del mismo.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*