José Miró y el espíritu cosmopolita y multicultural de la colección Flâneur

Utilizado por el poeta Charles Baudelaire y otros pensadores, “Flâneur” es un término empleado como referente para entender el fenómeno urbano y la modernidad, y Flâneur es también el nombre elegido para la colección que ha presentado el diseñador José Miró en la pasarela Cibeles Madrid Fashion Week.

El flâneur es un voyeur y como tal prefiere que no se le vea, un individuo que recorre la ciudad moderna asumiéndola como obra de arte que refleja la totalidad, el propio mundo; un observador que ve la ciudad como un museo. Caminantes sin destino establecido, mujeres que pasean por el placer mismo de pasear, de descubrir a cada instante nuevos rumbos con la posibilidad de no verlo todo, pero con la capacidad de poder volar con la imaginación hasta aquello que no se ve. Un paseo sensorial, espiritual y educativo.

El diseñador mallorquín nos propone una colección para la primavera-verano 2009 cuyo objetivo ha sido crear prendas extremadamente cómodas, funcionales y agradables al tacto, al mismo tiempo que son femeninas, delicadas y armoniosas. El modisto parte de ese espíritu cosmopolita y multicultural para llevarlo al lado más actual y vanguardista a través de tejidos como el algodón orgánico, algodón regenerado, leche, sedas, linos y rafias que aportarán frescura y sensibilidad. Prendas todas con un riguroso objetivo de sostenibilidad.

Vestidos de seda degradada transparente insinúan las curvas del cuerpo, transparencias en ocasiones veladas por la superposición de finísimas gasas, pantalones y monos oversize para cuya confección el diseñador utiliza punto rústico verde aceituna con un relieve muy marcado y con patrones desestructurados, que parecen caer espontáneamente sobre la pie.

La gama de colores recurre a tonos ocres, azules, arenas, piedras, coloress que transmiten confort y sofisticación. Una imagen delicada y relajada que invita a soñar, pero que ha sido diseñada para una mujer fuerte, aventurera y atrevida, porque en la diversidad radica la riqueza.

© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.
© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.
© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.
© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.
© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.© Juan Echeverría/ IFEMA.

 

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*