© Ugo Camera.El Licoln Center se llenó de color con la presentación de la nueva colección primavera-verano 2011 de Custo Barcelona. El espectáculo más colorista de la noche neoyorquina fusionó exclusividad y funcionalidad, conceptos antagónicos y a su vez complementarios, que encuentran un perfecto equilibrio sobre la pasarela del diseñador barcelonés.

La propuesta de Custo nos presenta unas prendas artísticas donde la estética impera por encima de todo, prendas que se inspiran en el movimiento de las piezas geométricas de los delicados móviles del artista Alexander Calder. La funcionalidad de la colección se ve reflejada en las propuestas para el día a día, unos diseños que se combinan con las piezas más exclusivas creando una perfecta armonía.

© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.
© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.
© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.

La New York Fashion Week ha sido testigo de nuevas texturas y magníficos volúmenes propuestos por Custo, otorgando a las prendas rotundos componentes arquitectónicos, puestos de manifiesto en delicados mini vestidos decorados con pequeños péndulos multicolores que iluminan y dan brillo a las piezas. También predominan los total looks de estampados gráficos y monoshorts.

© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.
© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.

La geometría se convierte también en una de las protagonistas de la colección, ya que las prendas están creadas a partir de las mezclas imposibles de diferentes formas simples tejidas con espacios vacíos para crear un efecto sorprendente o de vectores impresos en colores y combinados entre sí.

© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.
© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.
© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.

Genio en el uso del color, Custo Barcelona nos sorprende con una nueva paleta de colores más tenue y sutil repleta de toques de maquillaje, nude, aguamarina, índigo, turquesa, azalea, blanco óptico, beige, camel, caramelo y miel combinados con maestría con el flúor, fucsia, verde y amarillo. Una propuesta fascinante, llena de energía y nuevos planteamientos que deslumbró al público de Nueva York en un desfile al que asistieron más de 900 personas.

© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.
© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.© Ugo Camera.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*