© Image.net.Anna Figuera y Macarena Ramos han abanderado una vez más la osadía y la innovación, reinterpretando la bulliciosa estética de las “Majorettes” en su propuesta primavera-verano 2010, un desfile que además ha rendido homenaje a la 50 edición de la Cibeles Madrid Fashion Week.

En esta ocasión, la inspiración de El Delgado Buil llega de las tierras galas y lo hace con mucho ritmo. Manteniendo el origen de los desfiles callejeros de las majorettes al son de la orquesta en las fiestas locales, el atuendo destaca por una silueta ultra femenina con atrevidas transparencias.

© Image.net.© Image.net.© Image.net.© Image.net.© Image.net.

Los largos extremos se contemplan en faldas largas hasta los pies y shorts extra mini, y los pantalones pitillo de la colección anterior dejan paso a diseños rectos y anchos. Camisetas marineras con cuellos redondos o camiseros, y volantes presentes tanto en las camisetas como en los pantalones anchos forman parte de una colección en la que las parkas ‘oversize’ siguen siendo un must de las diseñadoras. La línea masculina rompe sus formas neutras con volantes en la espalda mientras la línea femenina vuelve a ser muy coqueta, con cortes a la cintura y ausencia de escotes.

© Image.net.© Image.net.© Image.net.© Image.net.© Image.net.

El algodón, la viscosa, la seda y la piel protagonizan los materiales cuidadosamente seleccionados para envolver una colección en la que los volúmenes de los tejidos elegidos quedan manipulados en algunas prendas con aplicaciones en forma de corazón o estrella, logrando de esta manera un ritmo mucho más fresco de las prendas.

El cierre del desfile ha contado con la colaboración de cuatro espontáneas modelos, cuatro jóvenes majorettes del grupo Alegría de Mejorada del Campo: Inma, Isabel, Fanny y Yaiza, que han demostrado, pese a su juventud, una gran destreza del twirling sobre la pasarela.

Los colores empolvados como el rosa, azul y beige confieren un aire muy romántico a la colección, tonos que se ven confrontados con las aplicaciones en color cobre. Estas majorettes tan urbanas lucieron asimismo la combinación del azul, el rojo y el blanco que conforma rayas marineras, que junto con los cuadros, contrastan con el resto de los lisos presentados.

© Image.net.© Image.net.© Image.net.© Image.net.© Image.net.

Los accesorios y el calzado consiguen de nuevo ensalzar la puesta en escena con su atrevimiento. Botas de majorette realizadas para el desfile en blanco y rosa palo para ellas y calzado americano cedido por Sebago para ellos. Collares XL con piezas de manufactura artesanal: cubos y corazones de madera con lazos marineros y de cuadros para ambos.

© Image.net.© Image.net.© Image.net.© Image.net.© Image.net.

La colaboración de El Delgado Buil con la marca belga Kipling se materializa en los bolsos y los accesorios de nylon con aplicaciones en piel que completan a los modelos al son de la música, todos ellos con la interpretación del característico mono-llavero de la firma que para esta ocasión ha realizado El Delgado Buil.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*