© Fred Perry.La firma británica presenta su línea de calzado otoño-invierno para mujer, una colección con tres nombres propios, Betty, Clancy y Moore, que vestirán tus pies con un toque de diseño british innegable.

Conocido como el “penny loafer”, el mocasín Betty es un zapato muy femenino, a pesar de no perder de vista los orígenes de este calzado basado en el tradicional mocasín masculino. Inspirado en el calzado tradicional de los granjeros noruegos, se estableció como un estilo propio en los años 30. Durante dos décadas, este calzado comenzó, de forma gradual, a formar parte de la vestimenta del día a día de los norteamericanos, hasta convertirse en un emblema del “cool casual” gracias a James Dean. Su popularidad aumentó durante los años 80 cuando Michael Jackson los adoptó junto con el gorro, los calcetines blancos y el guante, como uno de sus estilos característicos.

Los Betty tienen un precio de venta de 90 euros.

© Fred Perry.© Fred Perry.© Fred Perry.

Y si los Betty hacen gala de un estilo femenino, Clancy y Moore son dos modelos con marcada influencia masculina, siguiendo el popular toque masculino que se inició con la tendencia de ropa “boyfriend”. De cordones y piel, los Moore y Clancy son dos elegantes modelos que encontrarás a partir de 115 euros.

Fred Perry Clancy

© Fred Perry.© Fred Perry.© Fred Perry.

Fred Perry Moore

© Fred Perry.© Fred Perry.© Fred Perry.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*