¿Recuerdas la pregunta que nos hacía Havaianas la semana pasada? ¿Qué hacen 5.000 pares de Havaianas el día después del Mundial? Pues la respuesta la encontramos en la ibicenca playa d’en Bossa, que durante unas horas se ha transformado en una playa son sabor brasileño total.

Con los turistas alucinando, los 5.000 pares de Havaianas formaron un mosaico con la bandera de Brasil y la felicitación al equipo que se ha convertido en campeón de la Copa del Mundo de Fútbol 2014, la selección alemana.

Y como la fiesta siempre se contagia, al otro lado de la isla, en la playa de San Antonio, la marca colocó unas divertidas duchas en forma de flip flop para convertir esa zona en territorio brasileiro…

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*