Aida ArtilesEs una de esas frases que oímos una y otra vez… “El desayuno es la comida más importante del día“. Lo sabemos, pero ¿cuidamos realmente nuestro desayuno?

Hay quien se levanta, se toma un café rápido mirando el reloj y sale corriendo; hay quien, por eso de cuidarse, se toma un zumo de naranja natural y et voilà! Pero a la hora de verdad, ¿sabes cuál es el desayuno ideal que mejor se adapta a tu estilo de vida?

Modelo y nutricionista, Aída Artiles ha diseñado 4 desayunos diferentes* adaptados a 4 estilos de vida distintos, todos pensados para comenzar el día ¡de la mejor forma posible!

Puedes elegir entre un desayuno para obtener el máximo rendimiento físico, o para días de calma, para ritmos con esfuerzo intelectual o para rutinas non-stop.

Desayuno para un Máximo rendimiento físico

Desayuno máximo rendimiento físicoEste desayuno está especialmente indicado para cubrir necesidades calóricas y nutricionales potentes, ideal si sueles enfrentarte a jornada en la que realizas grandes esfuerzos físicos, por lo que necesitas altas dosis de vitaminas y minerales.

Alimentos como la avena y los frutos secos contienen altos niveles de hidratos de carbono de asimilación lenta, y son ideales para conseguir mantener al máximo los niveles de energía durante toda la jornada.

Este tipo de desayuno es perfecto para esos días intensos de entrenamiento deportivo o si tu trabajo diario implica altos niveles de esfuerzo físico en el que necesitar un refuerzo de energía para afrontar la jornada al 100%.

– Comenzamos con un zumo de piña y pepino con un toque de hierbabuena.

– Prepárate unas tortitas de avena con plátano. Mezcla la avena con leche de almendras y una clara de huevo. Para finalizar, pon por encima miel o sirope de agave con medio plátano troceado.

– Para terminar, puedes tomar un café Lungo con leche o al gusto.

Desayuno para Días de calma

Desayuno días de calmaSi tienes tiempo para disfrutar del desayuno con relax y sin prisas, y vas a enfrentarte a un día en el que no vas a realizar grandes esfuerzos físicos, es momento de tomar un desayuno muy equilibrado y con un aporte calórico reducido.

Son días perfectos para cuidarse y disfrutar, por lo que puedes dividir el desayuno en dos partes, algo ligero al despertar y alimentos más contundentes a media mañana.

Para el desayuno ligero:

– Prepárate un zumo de frutas y verduras. Manzana, apio, jengibre y un chorrito de limón.

Para media mañana:

– Toma una tostada de pan integral con aceite de oliva, tomate, queso fresco y jamón serrano.

– Acompáñala con un café Lungo con leche o al gusto.

Desayuno para Esfuerzo intelectual

Desayuno esfuerzo intelectualSi tu desgaste, más que físico es intelectual, éste es el desayuno que te interesa. Ya sea porque pasas largas jornadas en la oficina o estás estudiando y necesitar máxima concentración, necesitas el aporte de energía adecuado para que tus neuronas rindan al máximo.

Identifica los alimentos que más ayudan al cerebro a conseguir el máximo rendimiento para las actividades del día a día sin que te sientas cansado o decaído. Dividir el desayuno en dos te ayudará a mantener los niveles de energía óptimos a lo largo de la jornada, sin sentirte excesivamente lleno.

Al despertarte puedes empezar por la parte más fuerte, y a media mañana tomar un tentempié para quitar el hambre de antes llegar al almuerzo.

Primer desayuno:

– Un zumo de zanahoria, manzana y jengibre.

– Tómate un bol de avena con leche y frutos rojos.

– Completa el desayuno con un café Lungo con leche o al gusto.

Tentempié:

– Yogur natural con un par de nueces.

Desayuno para días “non-stop”

Desayuno Non-StopSi tu estilo de vida es de esos en los que te faltan horas por todos lados y no paras ni un momento, aquí tienes tu receta para un desayuno ideal. No hace falta decir que lo ideal es intentar crear el hábito de desayunar en casa, aprovechando al máximo unos minutos de tranquilidad, aunque para estas emergencias, aquí tienes una propuesta ¡¡enérgica!!

Si apuestas por alimentos como el aguacate o la papaya obtendrás grandes niveles de energía, todo sin sentirte excesivamente pesad@ para poder continuar con tu ritmo.

Para el desayuno:

– Un zumo de papaya y naranja.

– Una fruta de temporada.

– Una tostada de pan integral, combinada con aguacate y semillas de sésamo.

– Pavo 100% natural, con huevo duro o poché.

– Unos bocaditos de pan integral con queso fresco de cabra y papaya, y con aceite de oliva.

– Completa el desayuno con un café Lungo con leche o al gusto.

*Como podrás leer o habrás leído ya en el post, cada vez que hacemos referencia al café nombramos el Lungo de Nespresso, y es que estos desayunos han sido elaborados por Aída Artiles en colaboración con la reconocida firma de café.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*