El otoño y el invierno son época de botas. Las usamos a diario, con todo tipo de diseños, materiales y formas, pero seguro que muchas de estas curiosidades que ahora te comentamos ¡no las conocías!

¿Sabías que…?

Showroomprive.es_Get_your_Boots_41. Las Botas más valiosas del mundo están valoradas en 3.1 millones de dólares. Se exhibieron en la Semana del Diseño de Hong Kong el pasado año y en su proceso de fabricación artesanal se emplearon 4.7 kgs de oro y ¡39.083 diamantes!

2. ¿Te suena el calzado con la famosa suela roja? Ahora es símbolo de exclusividad pero en la Europa del siglo XVI todos los tacones se pintaban de rojo. Necesitaban bastante laca carmesí ya que la altura estándar del tacón para la clase más pudiente era de 8,5 cms. Y para tacones altos, los de los “chopines” venecianos que podían llegar a medir ¡hasta 50 cms!

3. “Celeb Boots” o botas que han hecho historia: Las botas que  Neil Armstrong llevaba durante su famoso paseo en la Luna todavía están flotando en el espacio. Otras botas icónicas son las Go-Go Boots con las que Nancy Sinatra bailaba en su famoso vídeo “These boots are made for walking”. Julia Roberts puso de moda las botas de PVC tras aparecer con ellas en “Pretty Woman”. Taylor Swift, Rihanna y Jennifer López son algunas de las mayores fans de este tipo de calzado, eso sí, cada una con su estilo propio.

Showroomprive.es_Get_your_Boots_24. ¿Las más antiguas? ¡Las españolasAlicante se ha convertido en todo un referente en la industria del calzado mundial y es que la tradición en nuestro país viene de muy lejos. ¿Sabías que las primeras imágenes de calzado que se conocen en el mundo se pintaron en unas cuevas españolas hace 15.000 años? ¿Adivinas qué tipo de calzado representaban? ¡Unas botas!

5. Estas Navidades… ¡nos vamos a poner las Botas! Dicho así parece que nos referimos a las copiosas comidas de estas fiestas pero… ¿Sabes cuál es el origen de esta expresión tan popular? Se remonta nada más y nada menos que a la época de los romanos. Ellos eran los únicos que tenían dinero para comprar y “ponerse unas  botas”. Eran los ciudadanos con mayor poder adquisitivo y los que, por tanto, tenían asegurada una copiosa comida cada día.

6. Las primera Botas eran en realidad una especie de leggings, suelas y cubre empeine cosidos entre sí. Para quitarse estas primitivas botas ¡había que descoser todo! y, al día siguiente, ¡volver a coserlo! ¿Te imaginas levantarte cada mañana para ir a trabajar y tener que coserte las botas para salir a la calle?

7. Botas no, gracias. Aunque Nancy Sinatra las llevara, usar botas a finales de los años 60 no estaba muy bien visto, en especial por el 75% de los directivos. En 1968 una encuesta publicada en el New York Times destacaba el hecho de que los directivos “preferían que sus empleadas no usaran botas en la oficina”.

Showroomprive.es_Get_your_Boots_38. ¿Tienes una reunión difícil? Ponte botas de caña alta. Así te “protegerás” como lo hacían los primeros en usar este tipo de bota, los soldados que lucharon en la Guerra de Independencia americana. Estos soldados subieron la altura de las botas hasta la rodilla para resguardarse en la batalla.

9. Colgar las Botas: la expresión se popularizó en nuestro país cuando, al terminar la academia militar, los jóvenes lanzaban sus botas unidas por los cordones al cable o árbol más cercano.

10. La primera bota específica para mujer nació en Inglaterra y la diseñaron en exclusiva para la Reina Victoria en 1840.

Así que descubiertas algunas curiosidades de la historia de la bota y para que puedas hacerte con el estilo que más te guste, desde el 15 de diciembre y hasta el día 21, Showroomprive.es ha puesto en marcha la campaña #GetYourBootsOn, una colección de marcas exclusivas divididas en 5 categorías: Classique, Dandy, Folk, Rock, Sexy y Weekend.

Y para esta campaña, Showroomprive.es ha contado con Rebeca Labara, autora del blog “A Trendy Life”, quien ha seleccionado sus 5 musts de la colección “Get Your Boots On”.

Selección de Rebeca Labara para Showroomprive.es

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*