El Mindfulness está de moda, es una de esas palabras que cada vez te va sonando más y más, tanto que hasta te resulta familiar incluso antes de saber de qué se trata.
Consejos comer mindfulness
Si buscamos su definición, el Mindfulness es la concentración de la atención y la conciencia basado en el concepto de conciencia plena de la meditación budista. Se ha popularizado en Occidente por parte de Jon Kabat-Zinn y a pesar de tener sus raíces en el budismo, a menudo se enseña de forma independiente a la religión.

Comer mindfulnessPerfecto para aprender a manejar situaciones de estrés e incluso conflictos, y conseguir un equilibrio que busca el mantenernos sanos de cuerpo y mente, el mindfulness también tiene su lugar en la comida.

Estar alegres, cansados, estresados, felices… nuestra vida emocional repercute directamente en nuestra dieta y nuestra manera de comer. ¿Cuántas veces las prisas del día a día, los horarios, el trabajo y las preocupaciones hacen de la comida un automatismo relegado a un tercer plano? Si quieres dar la espalda al estress mientras comes, y devolver a los desayunos, almuerzos, meriendas y cenas, esa atención y protagonismo emocional que se merecen, aquí tienes estos consejos.

10 consejos para comer con Mindfulness

1. Antes de empezar conecta con tu respiración en cuanto te sientes a la mesa, esto te recordará dónde estás y lo que vas a hacer.

2. ¡Pon atención! Descubrirás que los sabores de la comida en contacto con tus papilas gustativas cambian y varían de intensidad a medida que vas masticando, incluso después de haber tragado puedes disfrutar de nuevos matices.

3. Da a los alimentos el tiempo que se merecen para desplegar todo su sabor. Si todavía estás masticando, no introduzcas más alimentos en la boca. ¿Sabías que en Turquía hay catadores de agua capaces de distinguir la fuente de la que proceden sólo con probarlas?

4. El olor es otra de las sensaciones a las que debes prestar máxima atención. El olfato juega un papel decisivo a la hora de disfrutar de una comida y si no, prueba a taparte la nariz cuando vayas a degustar tu plato favorito.

5. Observa la presentación, los colores y las texturas de los alimentos son un elemento más que no debes dejar de disfrutar.

6. Come despacio y de forma moderada para evitar que el punto de saciación pase inadvertido, de lo contrario la comida puede sentarte mal y a medio plazo te hará engordar.

7. En la medida de lo posible intentar compartir el momento de la comida con familiares o amigos.

8. Elige productos que sean saludables para tu organismo y que también sean respetuosos para el planeta. Procura apoyar al productor local y la agricultura sostenible; aunque los productos de la agricultura ecológica suelen ser un poco más caros, el coste planeta y el coste humano y social, que también son importantes, son mucho menores. La energía para transportarlos así como los contaminantes vertidos a la atmósfera son menores.

9. Desconecta tus aparatos electrónicos mientras comes: apaga la televisión, guarda el móvil, cierra el portátil,  el tiempo reservado a la comida es exclusivamente para comer.

10. ¿Qué ocurriría si aplicásemos la misma curiosidad y tesón en saborear todas nuestras experiencias placenteras, no sólo las gastronómicas?¿Te lo imaginas? No te lo imagines ¡Hazlo!

Los [email protected] de Artiem Fresh People, creadores del proyecto gastro sostenible APORTAM, son los autores de estos 10 consejos. Su oferta gastronómica basada en la dieta Menorquina, y que encontrarás en los Airtem Fresh People Hotels, intenta transmitir alegría, emoción, valores, entusiasmo, corazón ecológico y solidaridad con las distintas adaptaciones y toques especiales que da cada uno de los chefs y sus equipos.

¿Te apuntas?

Suscríbete a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*