Paula Echevarría posa para Blanco con su selección de prendas preferidas

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this pageDigg thisShare on RedditPrint this pageEmail to someone

© Blanco.

Natural y tal y como es, así es como se muestra la actriz asturiana en el catálogo de otoño-invierno de Blanco. Convertida en imagen de la marca, Paula comparte la misma forma de vivir la moda, y es que para ambos, la moda es sueño, diversión y sobre todo, personalidad.

Para esta próxima temporada Paula ha elegido una de las gamas cromáticas de la que ella misma se confiesa adicta: beige, camel, teja, chocolate oscuro… tonos marrones característicos del otoño. En la propuesta de Blanco destacan los jerseys con amplios ochos o de estilizado cuello cisne, la comodidad de los pantalones chinos, los abrigos de cheviot con mucho peso o su modelo favorito: la mini chaqueta de tweed en color crudo. Prendas todas de carácter casual que, sin embargo, se muestran híper femeninas.

A pesar de no llevar las tendencias de forma estricta, Paula Echevarría las sigue. Complementos como las bailarinas y los brazaletes en print de serpiente o los botines peep toe estampados en leopardo, sirven de guiño para imprimir moda al estilo diario.

Para la noche, sobriedad y elegancia; outfits más sofisticados que se someten a la influencia del negro y a una única pieza que sirve para resolver looks elegantes y refinados.

Bajo abrigos de corte limpio o con maxi cuellos de pelo, Paula luce los nuevos Little Black Dress en clave minimalista, no necesita más que unos pendientes delicados o un brazalete importante para estar ideal.

A través del binomio beige or white & black y su propia soltura, la actriz consigue reducir la solemnidad del color jugando al intercambio de roles: looks entre lo femenino y lo masculino que dan un resultado con extra de encanto.