Miguel Luna presenta su colección otoño-invierno ’09

© Miguel Luna.La diseñadora Susana Rodríguez firma la nueva propuesta de la marca gallega para esta próxima temporada de otoño-invierno, una colección cargada de feminidad, frescura y elegancia pensada para vestir a una mujer moderna y cosmopolita.

Dos líneas marcan la colección; una de día con prendas y complementos como bolsos de piel, collares, gorras, pashminas de lana y pañoletas con los que poder jugar y crear originales combinaciones; y otra más elegante y exclusiva para la noche.

© Miguel Luna.© Miguel Luna.La línea de día destaca por ofrecernos una gran variedad de prendas cómodas, con diseños refinados en diferentes texturas. Nos encontramos con blusas y minivestidos de seda, desmangados para combinar con impecables y originales camisas, elegantes trajes de pantalón, faldas lápiz entalladas para resaltar la figura, vestidos camiseros para conseguir un look más sport y los imprescindibles abrigos para el invierno, confeccionados en gruesa lana, paño o acolchados rellenos de pluma. En cuanto a la paleta de colores elegida por Susana Rodríguez destacan los tonos verde botella, beige, gris piedra, azules marinos, morados y rojos, combinados con los siempre básicos negro y blanco. El tartán es el estampado estrella de la colección de día, un estampado con reminiscencias escocesas, aplicado tanto a la ropa como los complementos, compartiendo espacio con estampados flúor estilo años ’80 y prendas con texturas y aplicaciones de pedrería. Como complementos para esta línea de día, Miguel Luna nos propone unos bolsos de piel, grandes, con asas rígidas o cadenas, y en distintos tonos: marrones, grises y negros.

© Miguel Luna.© Miguel Luna.Para la noche se da paso a vaporosos vestidos confeccionados en finas gasas, raso y satén, salpicado de pedrerías y detalles que le otorgan un toque de luz, cubiertos con elegantes abrigos con brocados y delicadas telas para protegernos en las noches más frías. Los colores predominantes para la noche continúan siendo el rojo, granates y morado, grises plata, los verdes tornasolados y un subido color maquillaje. Como complemento, encontramos pequeños bolsos joya realizados en los tonos estrella.

Redondeando la colección de otoño-invierno no podemos olvidar los collares de bolas adornadas con flores de tela, cadenas plateadas, gorras a juego con pañoletas y pashminas de lana para cubrir los hombros, con ese toque elegante que le proporcionan las aplicaciones de pedrería.