Harmont & Blaine Junior presenta su colección primavera-verano

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this pageDigg thisShare on RedditPrint this pageEmail to someone

© Harmont&Blaine.La firma italiana nos presenta su nueva propuesta primavera-verano para niño y niña, una colección con una gran novedad, ya que este año se le suma la nueva línea de calzado junior.

Harmont & Blaine nos sugiere seis líneas divididas por tres franjas de edad: Layette (1-18meses), Mini (6-36meses) y Junior (2-16 años), una colección a la que este año se añade la nueva línea de calzado compuesta de sneakers, mocasines y bailarinas.

La línea Niño está inspirada en tres temas. En el Country Club prevalecen los tonos clásicos como el blanco, azul navy y rojo; botones y remaches en dorado, esmaltes rojos y azules. Camisas botton down en lino y algodón, polo con cuello rib o cuello de camisa, y pantalones de algodón fresco, normal fit y slim fit, con tejidos personalizados y vaqueros con lavados stone wash.© Harmont&Blaine.© Harmont&Blaine.

Otro tema, infalible en las colecciones del perrito salchicha es el multicolor, por eso Harmont & Blaine ha creado el Holiday Mood, un estallido de colores como el fucsia, verde, turquesa, naranja, amarillo y azul royal, y como el “rey” de los colores del verano, el blanco puro. Propuestas con un aire divertido, pero nunca excesivo para las que se han usado nuevas técnicas para la estampación en camisetas, el microvichy multicolor está presente en camisas y en los cuellos de los polos de piquet presentes en más de 27 colores.

© Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine.

El Luxurious Traveller es el tercer y último tema que inspira la línea de niño, caracterizada por tonalidades tenues como el rosa, amarillo claro, cielo, marrón y azul indigo. Estampados vintage y cuadros que hacen únicas las propuestas para esta campaña.

Convertida en el must de la temporada, encontraremos camisas en infinidad de posibilidades; en popeline, lino o algodón fino, a menudo caracterizadas por la presencia de numerosos tejidos de fantasias variadas. Sudaderas y camisetas con bordados en todas las tonalidades, chaquetas en lino o algodón, cuyo estilo está compuesto por los extravagantes y divertidos detalles con la misma filosofía que han sido realizados las cazadoras de nailon y algodón.

© Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine.

© Harmont&Blaine.© Harmont&Blaine.La colección Harmont & Blaine junior Girl nos propone un nuevo concepto que anticipa una verdadera evolución: un modo básico enriquecido por un toque de glam, una renovada imagen en la cual trasluce un look elegante y al mismo tiempo contemporáneo. El secreto es mezclar en un “melting pot” varias ideas. Piezas bon ton como la blusa y los pantalones slim fit son combinanados y coordinados con clásicas chaquetas, y para completar, tenemos los leggings y camisetas con el logo renovado, estampado oro, con piedras de cristal y colorados o bordados en lurex que dan vida a prendas de lo más interesantes.

El estilo Romantic-Chic se contagia de muchos trends. El clásico rayado blanco y azul se renueva con la introducción del oro y los títulos de liga retomada por el marino, bordados a mano en perlas y personalizados con el logo. Montantes, botones a corazón en oro completan camisas largas y refinan los jerseis. La lámina dorada decora camisetas que se conjuntan muy bien con las chaquetas y los vaqueros “efecto usado” en skinny fit  que dan un toque “old marinos” quedando realmente modernos.

© Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine.

Los años 50 se representan en tonos como el rojo y el azul, con el cuadro que cambia su perímetro, más ancho en los pantalones y más pequeños en las camisas. El azul, que resalta en estas creaciones, es el color destacado de la temporada. Botones, medallas y montantes en metal blanco renuevan la expresión de la marca. Por su parte, las combinaciones de flores y cuadros se revisten de colores pastel creando ideas para lucir un look break-chic con tè y pasteles, un tema fresco y fino decididamente “clean”. El resultado es un bon ton contemporáneo en el que cada prenda es individual y logra expresar lo mejor de sí mismo. La línea de los zapatos dedicada a las Niñas completan la imagen de la colección con bailarinas de barniz y piel en color blanco, azul y plata ,todas decoradas con aplicaciones de piedras en la faja frontal. El logo del perro salchicha realizado en piedras situado sobre el talón está pensado para estar conjuntado perfectamente con los vestidos de ceremonia.

© Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine. © Harmont&Blaine.

Para terminar, la nueva línea de calzado está compuesta por los sneakers bajos, estudiados de manera minuciosa para que sean aptos para los momentos de juego. Además, en la parte frontal tienen una protección de goma para hacer que sean más resistente a los choques. Los sneakers con el fondo más alto tienen un look más elegante y es ideal para los niño que quieren vestir como papá y sentirse “mayores”. En cambio, el mocasín es el mejor calzado para cuando empiezan los días de calor, la solución perfecta para las ocasiones más elegantes. A diferencia de la normal y corriente zapatilla de deporte, la suela está revestida para amortiguar el impacto del terreno. El material que reina en esta colección veraniega es la piel-ante, a menudo completada con un tejido de nailon traspirable. Para dar un toque de luz y elegancia se han rematado con perfiles en piel laminada o en barniz. Obviamente son personalizadas con el inconfundible bordado del perro salchicha y los colores que prevalecen son los colores que identifican la marca Harmont&Blaine: el azul, el blanco y el rojo, muy a menudo combinados juntos empleando materiales diferentes. Junto a estos clásicos colores, también encontramos abinados más soft como el azul, el blanco y el beige.