Guillermina Baeza se inspira en la coquetería de Brigitte Bardot

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this pageDigg thisShare on RedditPrint this pageEmail to someone

© Guillermina Baeza.El Cannes de finales de la década de los 50 y principio de los 60 inspira la nueva colección de verano de Guillermina Baeza, una propuesta sensual y delicada con un marcado espíritu retro.

Para este verano Guillermina Baeza recupera el modelo balconeé en sujetadores con aro y relleno que realzan al máximo el pecho, objetivo que también consiguen las piezas con el pecho drapeado.

La coquetería de una Brigitte Bardot que rompió moldes en Cannes es una actitud que Guillermina Baeza retoma en su colección a través de las formas sugerentes de sus diseños, apostando por el bikini sin dejar de lado elegantes bañadores, y donde el trikini desaparece, aunque no lo hacen los culottes y el palabra de honor.

© Guillermina Baeza. © Guillermina Baeza. © Guillermina Baeza. © Guillermina Baeza.

© Guillermina Baeza.© Guillermina Baeza.Los colores vivos -una fuerte apuesta para este verano- aparecen en estampados de flores campestres; y el cuadro de cocina, vichy y madrás cobran gran protagonismo en la colección en tejido de telar, dando así el toque de aire retro que evoca la colección. Las organzas elásticas, los tejidos con base de piqué elástica y el otomán, ambos con lycra, junto al popelín, son los tejidos más utilizados en una colección que apuesta por los malvas, verde agua, rosa y morado por un lado y la gama de colores empolvados en combinación con el crudo y el blanco. Eso sí, sin dejar de lado el siempre elegante negro y una apuesta fuerte por el coral, que resalta el tono de la piel de la mujer.

Las perlas, los lazos, los bordados richelieu sobre vichy y los volantes son detalles que aportan el toque final de distinción, sello distintivo de la marca, como también los drapeados en lycra que se mimetizan con las prendas y dan volumen.